La nación

5 cifras que muestran el devastador impacto del coronavirus sobre los latinos en Estados Unidos

5 cifras que muestran el devastador impacto del coronavirus sobre los latinos en Estados Unidos
El virus ha afectado de manera desproporcionada a negros y latinos en EE.UU.

La pandemia de coronavirus en Estados Unidos ha expuesto las desigualdades sociales. Examinamos 5 datos que evidencian el efecto sobre los latinos

8 de julio de 2020 – Agencias.

“En mi lista de pacientes en terapia intensiva, la gran mayoría de los apellidos eran tradicionalmente latinos”.

Lo dijo la médica Susan Cohen, del hospital Bellevue en la ciudad de Nueva York, al programa de radio Latino USA el pasado 22 de mayo.

En diferentes ciudades de EE.UU., que este miércoles alcanzó los tres millones de casos, el país del mundo con más contagios, otros especialistas han descrito que la gran mayoría de los pacientes de COVID-19 han sido latinos.

En las últimas semanas, además, el aumento en el número de casos confirmados y en la tasa de tests positivos y de hospitalizaciones se han registrado en estados con una población numerosa de latinos, como Florida, California, Texas y Arizona.

Las estadísticas oficiales han expuesto cómo el virus ha afectado de manera desproporcionada a las poblaciones de negros y latinos en el país, tanto en zonas urbanas como rurales.

Te mostramos cinco cifras que ilustran cómo el virus ha afectado duramente a los latinos en EE.UU., que constituyen el 18% (casi 60 millones) de la población total del país.

1. Mayor porcentaje de fallecidos en metrópolis como Nueva York y Los Ángeles

En las ciudades de Nueva York y Los Ángeles, las más pobladas del país y centros económicos importantes, han fallecido más latinos que cualquier otro grupo demográfico.

Para el domingo 5 de julio, el 34% del total de personas fallecidas en la ciudad de Nueva York eran latinos o hispanos, mientras que el 28% eran negros, el 27% blancos, el 7% asiáticos y 4% el resto, de acuerdo a cifras oficiales del estado de Nueva York.

Los latinos representan el 29% de la población total de NYC, mientras que los negros constituyen el 22%.

Esto significa que para ambos grupos demográficos, el índice de muertes es desproporcionado con respecto al porcentaje que representan en la población.

Los blancos, en contraposición, representan el 32% de la población y las víctimas fatales del COVID-19 de este grupo constituyen el 27%.

En el condado de Los Ángeles, también han sido los latinos quienes acumulan más fallecimientos por causa del nuevo coronavirus.

Para el jueves 2 de julio, las cifras oficiales del condado mostraban 1.415 muertes de latinos o hispanos, 880 de blancos, 531 de asiáticos, 366 de afrodescendientes, 10 de hawaiano nativo o isleño del Pacífico, 9 de indígenas nativos o nativos de Alaska, 29 en el apartado de “otros” y 18 en la categoría “bajo investigación”.

Ampliando al estado de California, considerado como la quinta economía mundial, los latinos constituyen el 38,9% de la población total, pero más del 42% de muertes porCOVID-19 corresponde a este grupo, siendo el más afectado de todos.

Especialmente preocupante es la categoría de muertes entre las edades de 35-49 años, en donde los latinos constituyen el 76.9% de fallecimientos y representan el 41.5% de la población total en este rango de edades.

2. Tasa más alta de casos confirmados por cada 10,000 habitantes, según el New York Times

El diario The New York Times estimó en un reporte del domingo 5 de julio que los latinos constituyen el grupo demográfico con la tasa más alta de casos confirmados de CCOVID-19 por cada 10,000 habitantes: 73.

Los negros le siguen con una tasa de 62, mientras que los blancos aparecen con una tasa de 23.

Los negros y latinos, a su vez, “tienen casi el doble de probabilidades de morir por el virus que las personas blancas”, señaló.

El diario llegó a este cálculo al analizar datos oficiales de 640,000 casos de infecciones detectadas en casi 1,000 condados del país que representan “más de la mitad de la población de EE.UU.”, según explicaron.

Después de demandar a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el Times obtuvo estadísticas federales que “proveen de la panorámica más completa hasta la fecha” sobre pacientes de COVID-19 en ese país.

El periódico estimó también que los latinos entre 40 y 59 años se contagiaban a una tasa cinco veces más alta que los blancos en el mismo grupo etario.

Entre los latinos que fallecieron por causa del virus, “más de una cuarta parte eran menores de 60 años. Entre las personas blancas que murieron, solo el 6% eran tan jóvenes”, reportó.

De los 206 condados “con al menos 5,000 residentes latinos” cuya data analizó el periódico, 178 registraron tasas de infección más altas para los residentes latinos en comparación con los blancos.

Los datos que recopiló el New York Times son hasta finales del mes de mayo.

Otro fenómeno que han analizado medios locales a partir de las estadísticas oficiales es que los latinos se han contagiado de COVID-19 a una tasa mucho más alta que el porcentaje que representan en las poblaciones de ciertos estados, zonas rurales o suburbios.

Por ejemplo, pese a que los latinos conforman solo el 6% de la población de Chattanooga (Tennessee, sur del país), el 65% del total de tests positivos por COVID-19 corresponden a este grupo, de acuerdo al diario Los Angeles Times.

3. Tasa de hospitalizaciones

Los CDC señalan en su página web que las desigualdades sociales y de acceso a la salud “sistemáticas y de larga data” han hecho que miembros de minorías raciales y étnicas tengan mayor riesgo de contagiarse del nuevo coronavirus o de “enfermar gravemente, sin importar la edad”.

Según sus estadísticas, los latinos o hispanos tienen una tasa de hospitalizaciones vinculadas al COVID-19 cuatro veces mayor que las personas blancas no hispanas.

Le superan las tasas de hospitalización de afroamericanos no hispanos e indígenas nativos no hispanos y nativos de Alaska. Estos grupos tienen una tasa aproximadamente cinco veces mayor que las personas blancas no hispanas.

En el caso de la comunidad latina, se han atribuido como posibles causas de mayor contagio las condiciones de vida que muchos tienen en EE.UU.: viviendas sobrepobladas e imposibilidad de trabajar de forma remota.

4. Acceso a seguros médicos

La población indocumentada que vive en EE.UU. está compuesta mayormente por inmigrantes provenientes de Latinoamérica que, por lo general, no tienen acceso a seguros médicos o prefieren abstenerse de solicitar ayudas por miedo a exponer sus datos personales.

En medio de la crisis por el coronavirus, muchos han evitado buscar asistencia médica pese a presentar síntomas asociados con la COVID-19.

Otros han tenido que salir a trabajar al no contar con la opción de producir desde casa.

Un reporte de la Oficina del Censo de EE.UU. estima que en 2018, los latinos o hispanos registraron la tasa más baja (49.6%) de cobertura de seguro médico privado.

También registraron el índice más bajo de cobertura médica en general (82,2%) en comparación con los blancos no hispanos (94.6%), asiáticos (93.2%) y negros (90.3%).

Los indígenas nativos y nativos de Alaska, sin embargo, superan a los latinos cuando las estadísticas de ese grupo son consideradas.

Un análisis de la Fundación Henry J. Kaiser (KFF), estima que, en 2018, el 21.8% de las personas no ancianas indígenas nativas y nativas de Alaska no tenían seguro médico, en comparación con el 19% de latinos o hispanos, de acuerdo a datos del censo.

5. Alto índice de desempleo

Los latinos sufrieron la repentina ausencia y cierre de empleos debido a la pandemia como ningún otro grupo demográfico entre los principales de Estados Unidos.

El mes de abril fue el peor. Casi el 19% del total de desempleados en el país eran latinos o hispanos, un porcentaje que superaba al de los negros (16.7%), asiáticos (14.5%) y blancos (14.2%).

Las cifras son brindadas por el Buró de Estadísticas de Empleo de EE.UU.

Las mujeres latinas de más de 20 años registraron una tasa del desempleo todavía más alta durante abril y mayo: 20.2% el primer mes y 19% en el segundo.

En contraposición, la tasa de desempleo para los hombres blancos no hispanos de más de 20 años fue del 12.4% en abril y del 10.7% en mayo.

Solamente el 25% de los latinos podían trabajar de forma remota cuando la pandemia golpeó al país y obligó al cierre de oficinas, restaurantes y otros establecimientos, según estimaciones del Urban Institute.

Las cifras más recientes de desempleo, que corresponden al mes de junio, sitúan sin embargo a los afroamericanos a la cabeza del listado con una tasa del 15.4%, en comparación con los latinos e hispanos, que registraron un índice del 14.5%.

Mientras la economía del país más rico del mundo continúa en proceso de reapertura, estas comunidades también se reactivan pese a haber sido, y ser todavía, las más impactadas por la pandemia.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »