Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

África sufre la hambruna más grave desde 1945

13 de marzo de 2017 – Nueva York – Agencias.

El secretario general adjunto de la ONU, Stephen O’Brien, responsable de la oficina para la coordinación de Asuntos Humanitarios y Ayuda de Emergencia, indicó ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que «estamos ante un momento crucial en la historia. Cuando acaba de comenzar el año nos encontramos frente a la mayor crisis humanitaria desde que se creó Naciones Unidas (en 1945)», indicó el británico ante el órgano ejecutivo de esta organización. O’Brien se refirió especialmente a las condiciones que viven Yemen, Sudán del Sur, Somalia y el nordeste de Nigeria.

Niños de Sudán del Sur recogiendo comida al sur del país.

El directivo de la ONU advirtió de que si no se interviene en estos países, 20 millones de personas perecerán próximamente. «La gente se está muriendo de hambre», alertó O’Brien a los representantes de los quince miembros del Consejo de Seguridad, entre los que destacan los cinco permanentes: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China.

«No se puede subestimar la llamada del secretario general para que se intervenga. Ha sido correcto hacer sonar la alarma pronto, y no esperar a las fotografías de niños raquíticos para hacernos reaccionar y solicitar fondos», apuntó el diplomático británico, que pidió apoyar los programas de ayuda humanitaria de Naciones Unidas sobre el terreno. «La situación de la gente es urgente, y extrema. Las cosas sólo empeorarán si la comunidad internacional no responde. Los cuatro países tienen una cosa en común: el conflicto. Esto significa que nosotros –vosotros– tenemos la posibilidad de prevenir y terminar con esta miseria y sufrimiento. Naciones Unidas y sus socios pueden actuar, pero necesitamos más fondos. Todo se puede prevenir», indicó O’Brien.

El británico explicó que dos tercios de la población en Yemen, alrededor de 18 millones de personas, necesitan ayuda. Entre ellos hay más de siete millones que requieren alimentos de forma inmediata. «Sólo una solución política terminará con el sufrimiento y traerá estabilidad a la región», explicó O’Brien al tiempo que quiso dejar claro que los cooperantes no pueden ser una solución a largo plazo para esta crisis.

En Sudán del Sur, donde se declaró hace semanas por primera vez la situación de hambruna, más de 7,5 millones de personas necesitan asistencia urgente, entre los que se incluyen 3,4 millones de desplazados. «La hambruna está hecha por el hombre. Las partes del conflicto son también responsables de la hambruna, como lo son aquéllos que no intervienen para hacer que la violencia pare», quiso recordar el diplomático británico.

De una forma similar, más de la mitad de la población de Somalia, 6,2 millones de personas, necesita ayuda, de los que 2,9 millones requieren asistencia inmediata. Mientras, más de un millón de niños menores de cinco años están en riesgo de malnutrición severa. En Yemen, unos 63.000 niños mueren por causas prevenibles como la diarrea o la neumonía, indicó a Ep Meritxell Relaño, del Fondo de la ONU para la infancia. «Los niños no se mueren por falta de comida, sino por las enfermedades asociadas a la misma», dijo la funcionaria, aclarando que la falta de agua y saneamiento está «generando enfermedades» que pueden ser mortales, como el cólera, del que ya hay 18.000 posibles casos.

Sobre Kenia, O’Brien reconoció que a más de 2,7 millones les falta comida. «En colaboración con el Gobierno de Kenia, Naciones Unidas lanzará una campaña para pedir 200 millones de dólares para un programa de ayuda y protección», indicó el diplomático, quien también explicó al Consejo de Seguridad el resultado de la Conferencia de Oslo, donde catorce países donantes prometieron un total de 672 millones de dólares, de los que 458 serían para ayuda humanitaria en 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *