Editorial

Ahora, ¿qué sigue en materia migratoria?

Por el giro que están tomando las cosas en materia migratoria, podemos afirmar que en este tema nada se puede puntualizar como definitivo. Desde hace más de dos años se le había pedido al Presidente una acción ejecutiva para solventar de alguna manera la situación de cientos de miles de jóvenes estudiantes que habían sido traídos aquí desde pequeños por sus padres, pero que a pesar de haberse criado aquí, de únicamente reconocer este país como su país, siempre los acosaba el espectro de una deportación. Esta sombra, casi imperceptible en su niñez, se hizo más real a raíz de las últimas leyes en contra de los inmigrantes iniciadas en Arizona, como todos sabemos, y para la cual no le hallaban justificación alguna. Hoy, por fin hemos encontrado en la orden ejecutiva a favor de un grupo de inmigrantes, un eco a tanta súplica que pedía a gritos un alivio a su desesperada situación.

¿Por qué hasta ahora? y ¿por qué no se hizo antes?, son preguntas que quizás encuentran respuesta en el marco político del momento. Lo importante es que ya se dio un primer gran paso por parte del ejecutivo y eso definitivamente va a cambiar las cosas, pues el hecho de legalizar a más de un millón de personas jóvenes, dándoles permiso para trabajar y permanecer en el país por dos años y que pueden ser extendidos por periodos similares varias veces, deja a un grupo de inmigrantes en una buena posición, con miras a una ciudadanía.

En dos años pueden pasar muchas cosas y, aunque se diga que esta medida no conduce a una ciudadanía, lo cierto es que estos jóvenes ahora con estatus legal, con permiso de trabajo, seguro social, licencia de conducir, así sean temporales y con fecha de vencimiento, esperando una renovación, por inercia, por consecuencias lógicas de la vida, se enamoren, se casen y obtengan una residencia, si su pareja es ciudadana. O quizás, elijan continuar sus estudios y prestar servicios para la Army o cualquier rama de las fuerzas armadas y entonces se puedan hacer residentes por sus propios méritos. Posiblemente, mirándola desde este punto de vista, no sea un camino tan largo para la ciudadanía y de ahí, la de muchos de su familia.

La verdad es que esta situación es única, merecida y vale la pena aprovecharla.

Siempre he dicho que en materia de inmigración nada está escrito como definitivo, más aún, las políticas migratorias se mueven al compás de las olas de los diferentes partidos. Son como un barco en altamar al cual lo columpian las olas y que algunas veces pueden casi voltearlo. O si lo prefieren, se pueden comparar con una gran partida de ajedrez en la que los inmigrantes siguen desde afuera con gran interés y miedo los movimientos ejecutados por los grandes jugadores del momento, jugadas que afectan su forma de vida y los pueden colocar en situaciones de grandes tristezas o producir momentos de euforia cuando ocurre una gran jugada por parte de uno de los contrincantes, que se pudiera calificar de magistral.

En esta analogía, estamos esperando la jugada de la Corte Suprema de Justicia, que aunque algunos, como la Gobernadora de Arizona, espera una especie de jaque mate para los inmigrantes, pues ya está instruyendo a la policía con folletos, videos en la manera de aplicar las leyes que saldrían del fallo del máximo organismo; otros todavía creemos en que la balanza se inclinará a favor de la justicia. La constitución dice que en materia de inmigración sólo el Gobierno Federal puede emitir leyes, por lo tanto, los estados no pueden hacerlo y a nadie le convendría que cada uno tuviera sus propias leyes. ¿Cómo sería este mosaico de leyes? ¿Quién pudiera entender esta diversidad de conceptos en materia migratoria? y más aún, ¿quién pudiera aplicar la ley con tantas ramificaciones, con la certeza de no equivocarse?

Por lo tanto, yo espero, al igual que muchos, que sea declarada inconstitucional, con la salvedad de que algunos aspectos correspondientes a esta ley sí van a pasar, como por ejemplo el e-verify, pues esto ya es un programa que se va a aplicar en todo el país. Pero lo otro, lo que han tratado de legislar en materia migratoria los diferentes estados, eso será declarado inconstitucional.

Hoy bajo el plan de la administración, los inmigrantes ilegales serán inmunes a la deportación si llegaron a los Estados Unidos antes de cumplir 16 años y son menores de 30, han estado en el país al menos durante cinco años continuos, no tienen antecedentes penales, se graduaron de una escuela de secundaria estadounidense u obtuvieron un GED o sirvieron en el ejército.

También pueden aplicar para un permiso de trabajo que se les otorgará por dos años, sin límite de número de renovaciones.

Sin embargo, como toda nueva reglamentación, esto no es inmediato. Se requieren 60 días para poder acogerse a esta disposición presidencial y se necesita conocer la forma como se puede conseguir esta “visa de trabajo”. Esto aún no lo sabemos, conocemos los requerimientos, pero no sabemos los pasos a seguir para conseguir lo ofrecido por el Señor Presidente Obama.

Aquí hay un punto importante a tener en cuenta: como siempre, cuando se trata de un beneficio para los inmigrantes, no faltarán los inescrupulosos que quieran sacar provecho de la euforia y el deseo de acceder a los beneficios que ofrece esta legalización por parte de miles de familias que han esperado un momento así por sus hijos. No se dejen confundir por una alegría que pueda llevarlos a entregar dineros a quienes no buscan otra cosa que aprovecharse del momento. Desde luego, deben consultarlo con un abogado de inmigración, preguntar sobre sus opciones, muchos casos son únicos y requieren procesos diferentes, pero aparte de recolectar documentos, no hay en este momento nada que nos indique cuál es el siguiente paso y posiblemente hasta dentro de 60 días no se conozca todo lo que encierra esta decisión del ejecutivo.

Como lo repito, es una buena medida, quizás se demoró el ejecutivo en ofrecerla, quizás pudiera haber dado más a los inmigrantes, pero es un buen primer paso.

El Director
Jairo Vargas    
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »