Mundo

Al menos tres muertos al estallar una bomba en un mercado en el sur de Tailandia

Miembros de equipos de investigación en el lugar del atentado / EFE.

La investigación inicial cree que el artefacto fue colocado al lado de un puesto de venta de carne de cerdo y activado mediante la alarma de un relo

22 de enero de 2018 – EFE.

Al menos tres personas murieron hoy en Tailandia y 18 más resultaron heridas al estallar una bomba en un mercado en la conflictiva región de mayoría malaya y musulmana del sur del país, informaron fuentes oficiales.

La bomba estaba escondida en una motocicleta que fue introducida en el mercado Pimonchai de Yala, capital de la provincia del mismo nombre, y fue detonada a primera hora de la mañana, indicó la comandancia militar del sur del país en un comunicado.

«Hay tres muertos y dieciocho heridos», dijo a Efe por teléfono un portavoz de la comandancia.

Imágenes de la televisión local PBS mostraron la motocicleta calcinada, pilas de escombros y toldos caídos por la deflagración en el interior del mercado, que fue acordonado por las fuerzas de seguridad.

La investigación inicial cree que el artefacto fue colocado al lado de un puesto de venta de carne de cerdo y activado mediante la alarma de un reloj, indicó el canal.

Las autoridades aseguraron que gracias a imágenes de cámaras de seguridad pudieron identificar a los sospechosos del atentado, que como la mayoría de los que ocurren en esta zona del país no ha sido reivindicado.

Los atentados con armas ligeras, asesinatos y ataques con explosivos son frecuentes en las provincias de Pattani, Yala y Narathiwat, pese al despliegue de 40.000 miembros de las fuerzas de seguridad y la vigencia del estado de excepción.

Más de 6.700 personas han muerto en enfrentamientos en la zona desde que el movimiento separatista musulmán reanudó la lucha armada en 2004, después de una década de letargo, según el recuento de la organización Deep South Watch.

El último Gobierno electo de Tailandia inició en 2013 el diálogo con la insurgencia de esta región de mayoría malaya y musulmana pero quedó interrumpido tras el golpe de Estado de 2014.

La junta militar ha intentado reanudar conversaciones con veteranos militantes en el exilio, de las que se ha desmarcado parte del Frente Nacional Revolucionario, BRN en malayo, el principal grupo insurgente.

Los rebeldes denuncian la discriminación que sufren por parte de la mayoría budista y exigen la creación de un Estado islámico que integre las tres provincias que formaron el antiguo sultanato de Patani y que Tailandia se anexionó hace un siglo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »