México

Asesinan a tiros a un candidato de la izquierda mexicana en su casa

Los recientes crímenes de dos personas relacionadas con los procesos electorales que actualmente están en marcha en México no son tema para el anecdotario. Ambos asesinatos son una mala señal de cómo empieza a elevarse la temperatura del clima político a menos de tres semanas de los comicios del 1 de julio.

12 Junio Agencias

Arturo Martínez, portavoz de Guerrero, informó que el candidato a diputado local en aquel estado sureño, Margarito Genchi Casiano, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), fue hallado muerto el lunes en su casa, asesinado por arma de fuego. El Gobierno estatal indicó en un comunicado que el crimen ocurrió en un pueblo cerca de Cruz Grande, en la costa sur del Pacífico.

Genchi Casiano fue alcalde del municipio de Florencio Villareal de 2005 a 2008 y también líder del sindicato de trabajadores de la industria de refrescos y bebidas envasadas del estado de Guerrero.

No hay que olvidar que además de la elección del sucesor del presidente Felipe Calderón y de 628 legisladores federales, ese día se escogerán gobernadores y se renovarán los Congresos en varios estados del país. Muchos se juegan la vida con estas candidaturas.

Mientras tanto, las autoridades del estado de Chiapas buscan a un candidato a una alcaldía, que estaría vinculado con la muerte de un simpatizante del gobernante Partido Acción Nacional (PAN). Varios testigos narran que el simpatizante Edgardo Hernández Corzo se retiraba de un sitio donde colocaba propaganda del PAN con otras personas cuando una camioneta siguió al grupo y comenzó a dispararle al vehículo donde ellos viajaban. Y señalaron que el candidato a alcalde del partido opositor Ulises Grajales estaba en la camioneta y accionó un arma.

Esa sangre reclama no sólo la aplicación sin reserva de la justicia, pero en el marco de las campañas, demanda una señal inequívoca de marcar alto a la violencia electoral por parte de las autoridades.

Desde el inicio de la campaña electoral el 30 de marzo pasado, la inseguridad es uno de los principales desafíos del proceso electoral dado que varias regiones del país sufren la violencia de los cárteles de las drogas que luchan por el control de territorios. Sin embargo en el último debate televisado el domingo, los candidatos parecieron olvidar el conflicto y apenas abordaron el tema. Quizás este último capítulo sangriento, sirva para refrescarles la memoria.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »