Mundo

Así han votado los estadounidenses

7 Noviembre 12 – – Efe

Para conseguir la presidencia de EE.UU., el demócrata Barack Obama logró el triunfo este martes en 26 estados del país y la capital, Washington D.C., por delante de los 24 para el republicano Mitt Romney.  Así, Obama consiguió superar los 270 votos electorales necesarios para llegar a la presidencia con 303, frente a los 206 para Romney.

De momento, sólo dos estados cambiaron de color respecto a 2008: Carolina del Norte (15 votos) e Indiana (11), con resultados bastante igualados pero que Romney arrebató a Obama.

Obama también venció por poco más de medio punto porcentual en Florida, el último estado en difundir el 100 % de su recuento electoral. Según los datos de la División Electoral del Departamento de Estado de Florida, se han contabilizado los 8.344.369 votos presentados, de un total de 11.934.446 electores que estaban registrados para votar, lo que supone una participación del 69,92 %.

De todos ellos, 4.083.435 votos fueron para el candidato republicano Mitt Romney, lo que supone el 49,29 % del total; mientras que 4.129.499 apostaron por el demócrata Barack Obama, lo que representa el 49,85 % En Florida, donde estaban en juego 29 votos electorales, el recuento de los votos populares da así una mínima ventaja a Obama, aunque suficiente para no tener que proceder a un segundo recuento, ya que la legislación estatal establece ese recurso para los casos en que el margen es menor a medio punto porcentual.

Obama logró los disputados estados de Ohio, Virginia, Iowa, Colorado, Nevada, Pensilvania, Michigan y Nuevo Hamsphire, mientras que Romney tiene por el momento sólo a Carolina del Norte en su lista de “estados bisagra” conquistados.

Romney se ha impuesto en todo el sureste, excepto Florida, incluido el gran estado de Texas (feudo republicano con 38 votos electorales) y buena parte de los estados poco poblados de las grandes llanuras del centro del país.

Entre ellos se encuentran Kansas (6), Luisiana (8), Nebraska (5), Dakota del Norte (3), Texas (38), Wyoming (3),  Misisipi (6), Georgia (16), Arkansas (6), Alabama (9), Tennessee (11), Carolina del Sur (9) Oklahoma (7) y Arizona (11).

Mientras, Obama ha conquistado gran parte de las costas, con California y Nueva York como grandes premios, con 55 y 29 sufragios electorales, respectivamente.

En estados como Nevada, Colorado o Nuevo México, fue el voto hispano el que inclinó la balanza a favor del mandatario, tal y como ocurrió en 2008.

Los latinos, la minoría en mayor crecimiento de EE.UU. y que ya representa el 10 % del electorado, apoyaron de manera abrumadora a Obama, con un 69 % frente a un 30 % que dio el respaldo a Romney.

Durante buena parte del recuento el republicano superaba al demócrata en voto popular, aunque al conocerse las proyecciones de la victoria de Obama las cifras de ambos ya se habían aproximado mucho, con algo más de 46 millones de votos cada uno.

Un candidato tiene que lograr 270 votos de los 538 que tiene el Colegio Electoral para poder ser elegido presidente.

Obama, que dispondrá de u segundo mandato para gobernar hasta 2016, anunció su victoria a través de la red social Twitter, con el mensaje “cuatro años más”, y dio las gracias a sus votantes. “Estamos todos juntos en esto. Esto es por lo que hicimos campaña, esto es lo que somos. Gracias”, dijo en un mensaje en el que firma con sus iniciales, BO. A continuación colgó una foto en la que se le ve abrazando a su esposa, Michelle, con el mensaje de “cuatro años más” y que los usuarios de la red social reenviaron 242.000 veces.

En 2008, cuando ganó unos comicios que lo convirtieron en el primer presidente negro de la historia de EEUU, Obama logró 365 votos electorales frente a los 173 que consiguió su entonces rival, el republicano John McCain. En un principio la campaña republicana no reconoció la derrota, con el argumento de que aún quedan votos por contar en Ohio y Florida, entre otros estados. Pero después Romney llamó por teléfono a Obama para admitir su derrota y a continuación salió al escenario del centro de convenciones de Boston y, en un discurso muy breve, deseó al presidente “éxito para guiar a la nación”.

El Senado siguió bajo control de los demócratas, lo que representa un revés para los republicanos, que intentan hacerse con la mayoría en la Cámara Alta desde 2006, según las proyecciones de los medios. Este martes se renovó un tercio de los 100 escaños del Senado, que hasta ahora ocupaban 23 demócratas y diez republicanos. La racha de buenas noticias para los demócratas incluyó la victoria de Elizabeth Warren frente al senador Scott Brown en el estado de Massachusetts, ya que los republicanos habían depositado en él buena parte de sus esperanzas de volver a controlar la Cámara Alta.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »