Mundo

Aumentan a cinco el número de muertos por el ataque contra un hospital de MSF en Yemen

11 de enero de 2016 – EFE.

El número de víctimas mortales en el bombardeo ayer sobre un centro médico gestionado por Médicos Sin Fronteras (MSF) en el norte del Yemen ha aumentado hasta cinco, informó hoy la ONG en un comunicado.

Vista de los destrozos provocados por los bombardeos de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí en Saná, Yemen el 6 de enero de 2016. EFE.

Vista de los destrozos provocados por los bombardeos de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí en Saná, Yemen el 6 de enero de 2016. EFE.

Diez personas resultaron heridas y varios edificios del complejo hospitalario se derrumbaron a causa del bombardeo que se produjo ayer a las 9.20 hora local (6.20 GMT) contra el hospital Shiara, en el distrito de Razeh de la provincia de Saada, donde MSF opera desde noviembre pasado.

MSF explicó que hoy el hospital “continúa operativo aunque su capacidad para facilitar atención médica está muy limitada”.

Ayer la organización humanitaria informó de que tres de los heridos pertenecen a su personal y dos de ellos están en situación crítica.

La ONG dijo no poder confirmar el origen del ataque pero señaló que es el tercero que sufre en el Yemen recientemente y que los dos anteriores fueron efectuados por la coalición militar liderada por Arabia Saudí que actúa contra los rebeldes en territorio yemení.

Por otra parte, la agencia de noticias oficial Saba, controlada por el movimiento rebelde hutí, denunció hoy un nuevo bombardeo de la coalición árabe contra un hospital gubernamental de la región de Al Sauadiya, en la provincia Al Baida, en el centro del país.

Saba no precisó si se produjeron víctimas en ese ataque aéreo, pero sí daños materiales.

Residentes de la zona dijeron a Efe que el hospital no estaba operativo actualmente y que los hutíes lo estaban usando como base para sus combatientes.

MSF condenó el bombardeo de ayer, que “confirma un patrón preocupante de ataques a los servicios médicos esenciales” y que “va a privar a una población extremadamente vulnerable de atención sanitaria durante semanas”, dijo la directora de operaciones, Raquel Ayora.

El pasado 3 de diciembre, la coalición liderada por Riad bombardeó un hospital de campaña de MSF en la ciudad meridional de Taiz, donde nueve personas resultaron heridas, dos de ellas trabajadores de la ONG.

En octubre, otro hospital apoyado por Médicos Sin Fronteras quedó completamente destruido tras ser bombardeado en el distrito de Haydán, en Saada, principal bastión de los rebeldes.

MSF trabaja en ocho provincias yemeníes: Saná, Saada, Adén, Taiz, Amrán, Al Dalea, Ib y Haya.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »