La nación

Batalla Legal sobre Visas “H-2B” Amenaza a Empresas y Familias Hispanoamericanas‏

Juez federal da un breve respiro a caso sobre visas “H-2B”

Complicado laberinto legal sobre programa mantiene en vilo a empresarios

20 de Abril de 2015 – Por: María Peña

Washington.- Al empresario mexicano Jesús “Chuy” Medrano le tomó más de 20 años hacer que su negocio de jardinería en Colorado sea ahora una de las empresas contratistas hispanas más grandes de EEUU en este rubro, por eso le preocupa la batalla legal y política en Washington sobre el futuro rumbo del programa de visas “H-2B”.

visaUna juez federal en Pensacola (Florida), M. Casey Rogers ha decidido permitir que el Departamento del Trabajo (DOL) siga procesando hasta el próximo 15 de mayo las certificaciones para las visas “H-2B”, concedidas a ciertos trabajadores huéspedes contratados desde el exterior.

La decisión de Rogers evita una crisis para los sectores que dependen de esas visas pero no resuelve la polémica en torno a si DOL debe o no tener implicación en la certificación de las empresas que las solicitan, como lo ha venido haciendo desde 2008.

Se prevé que DOL y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) emitan el próximo 30 de abril una “regulación interina” mientras buscan una solución permanente.

El mes pasado, debido a la batalla legal, DOL había suspendido temporalmente el procesamiento de las visas.

El complicado laberinto legal y regulatorio mantiene en vilo a empresarios como Medrano, al inicio de una alta demanda laboral para empleos temporales entre la primavera y el otoño.

En entrevista telefónica con este diario, Medrano, propietario de CoCal desde 1992, aseguró que lo que más le preocupa es tener suficientes trabajadores para responder a sus clientes.

“A mí me ha costado mucho llegar hasta donde estoy, y ya me cuesta encontrar trabajadores, no necesito más trabas“, dijo Medrano, cuya empresa ofrece servicios de jardinería, gestión de recursos hídricos, y mantenimiento y limpieza de terrenos en todo el Colorado.

Medrano inició en 1992, junto a un socio, su propia empresa en Denver con apenas dos empleados. Ahora cuenta con más de 280 empleados repartidos en más de 30 equipos.

Medrano ya tuvo que hacer frente a los embates de la “Gran Recesión”, que junto a la estrepitosa caída en el sector de construcción le ocasionó la pérdida de casi la mitad de sus ganancias en 2009.

El empresario reestructuró su negocio para sobrevivir y ahora sólo pide que el gobierno no ponga más trabas al empresariado.

Parte del problema, según la Alianza Nacional Hispana de Jardinería (NHLA), cofundada en 2012 por Medrano, es que el DOL se ha implicado en el proceso de regulación del programa “H-2B” cuando no debería estarlo, a menos que el Congreso cambie las leyes y le otorgue esa autoridad.

Cuestión de supervivencia

Se calcula que los hispanos conforman el 16% de los empresarios en este sector, en comparación con el 8% en otros sectores de la economía nacional, y en su conjunto captan casi ocho veces más el total de ingresos de otros negocios latinos en otros sectores.

Es decir, el sector que más utiliza las visas “H-2B” para trabajadores no agrícolas está dominado por empresarios. La NHLA representa a medio millón de profesionales latinos en el sector de jardinería.

En declaraciones a este diario, Ralph Egües, director ejecutivo de NHLA, afirmó que el asunto podría ser cuestión de sobrevivencia para muchos empresarios.

“Acá se está jugando el futuro de un programa que permite a empresas de buena reputación en el sector de jardinería, muchas de ellas latinas, contratar a trabajadores temporales para abastecer sus necesidades laborales. El Departamento del Trabajo ha estado en esto desde 2008, pero lo que ha sucedido es que las autoridades han complicado el proceso regulatorio del programa”, explicó.

Estas trabas se han traducido en más gastos y más dificultades para los pequeños negocios. “y nos preocupa que el nuevo reglamento que están elaborando termine siendo más de los mismo”, puntualizó Egües.

66,000 visas H-2B

Son entregadas al año por EEUU para trabajadores huéspedes temporales en labores no agrícolas, particularmente en los sectores de jardinería, hotelería, y procesamiento de mariscos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »