Mundo

Cae un símbolo del independentismo escocés: Alex Salmond se enfrenta a 14 delitos sexuales

Alex Salmond, ex primer ministro de Escocia/Foto: RUSSELL CHEYNE/Reuters.

Comparece en el Tribunal de Edimburgo acusado de dos intentos de violación en la residencia oficial

21 de noviembre de 2019 – Londres – Agencias.

El que fuera ministro principal escocés y protagonista del referéndum de independencia de 2014, Alex Salmond, tuvo que personarse ayer ante el Tribunal Superior de Edimburgo, para la vista preliminar sobre el juicio por los 14 delitos sexuales a los que se enfrenta, tras las denuncias de 10 mujeres. El comienzo del proceso está previsto para el próximo 9 de marzo.

En concreto, al malogrado político, de 64 años, se le acusa de dos casos de agresión indecente, diez de agresión sexual y dos intentos de violación. El episodio más antiguo se remonta al 2008, un año después de que se convirtiera en ministro principal de Escocia, mientras que el más reciente data de junio de 2014, cuando supuestamente empotró a una mujer contra la pared y le quitó la ropa, antes de empujarla sobre una cama y acostarse sobre ella desnudo. Ambos intentos de violación se produjeron, supuestamente, en Bute House, la propiedad georgiana que sirve como residencia oficial de aquellos que se encuentran al frente del Gobierno escocés.

Durante la audiencia preliminar de ayer, el que fuera líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) negó todos los cargos. “Soy inocente y así lo voy a defender vigorosamente durante el juicio. El único lugar adecuado para responder a los cargos criminales es en este tribunal, y eso es exactamente lo que pretendo hacer la próxima primavera”, manifestó sin contestar a más preguntas de los periodistas a su entrada ante los juzgados.

La Policía comenzó una investigación el año pasado después de una pesquisa llevada a cabo por el Ejecutivo de Edimburgo, rodeada de polémica, ya que se indemnizó al político con 500.000 libras después de que un tribunal dictaminase que se había actuado de manera inapropiada al designar como responsable de la investigación interna a una persona que tuvo “una implicación previa” en el caso.

Sea como fuere, el hecho de que Salmond tenga que sentarse ahora en el banquillo de los acusados desmonta de alguna manera al mito de un hombre cuya carrera estuvo marcada por históricos: convertirse en el primer ministro principal escocés nacionalista (2007), ser el primero en conseguir mayoría absoluta (2011) desde que se formó el Parlamento de Edimburgo en 1997 y a punto estuvo de lograr la independencia (2014).

Aquel referéndum legal -pactado con el Ejecutivo de Londres- terminó finalmente con el 55,3% de los escoceses abogando por seguir siendo parte del Reino Unido. Sin embargo, días antes de la consulta llegaron a vivirse momentos de pánico por la subida de los nacionalistas en las encuestas.

Tras perder el plebiscito, Salmond anunció su dimisión. Pero logró dejar al SNP en su punto de máxima popularidad. En las elecciones generales de 2015, los nacionalistas pasaron de tener seis escaños en Westminster a los 56 de los 59 designados a Escocia en la Cámara de los Comunes. Pero los comicios generales adelantados de 2017, vino el debacle, quedándose con 35 asientos.

Con todo, las crisis que atraviesa el bipartidismo en el Reino Unido a consecuencia de la incapacidad para sacar adelante el Brexit se ha convertido ahora en la mejor baza para los nacionalistas escoceses, que ven en los comicios anticipados del próximo 12 de diciembre su gran oportunidad para demandar un nuevo plebiscito de independencia.

En caso de que ninguno de los dos grandes partidos lograra suficientes escaños para formar Gobierno -algo que no se descarta por completo- el SNP podría convertirse en una pieza clave. Y en este sentido, Nicola Sturgeon, actual ministra principal de Escocia, se muestra abierta a cerrar futuras alianzas, eso sí, a condición de celebrar una nueva consulta separatista. Boris Johnson, quien encabeza las encuestas, muestra su rechazo absoluto. Jeremy Corbyn, sin embargo, se niega a celebrar el plebiscito en los primeros años de un hipotético Gobierno laborista, pero no se cierra a fechas posteriores.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »