Mundo

Calvicie: un tema más que estético

La caída excesiva de cabello puede significar algo más que un simple problema estético. De hecho, ésta puede estar señalando que quien la padece tiene alguna enfermedad de origen genético, congénito o adquirido.

Hay calvicies que están genéticamente determinadas, mucho más en los varones que en las mujeres, por efecto de la testosterona (hormona masculina). En ellas, el pelo tiende a caerse menos gracias a la acción protectora de los estrógenos u hormonas femeninas

Sin embargo, esto no quiere decir que los hombres calvos tienen más testosterona. El asunto es que los receptores de algunas enzimas del folículo piloso son más sensibles a estas hormonas y terminan afectándose. En otras palabras, no es la cantidad de testosterona, sino la sensibilidad a la misma.

El estrés puede producir un tipo de calvicie, especialmente uno llamado “alopecia areata”, que puede afectar al 1,7% de la población mundial. Ante un choque emocional fuerte, se puede perder el pelo totalmente o en parches. Al parecer, se necesita una predisposición genética. Es importante aclarar que si esto ocurre repetidamente, o se cae todo el pelo, hay que consultar para descartar alguna enfermedad.

Cada pelo, independientemente, tiene un ciclo desde que nace hasta que se cae, que dura entre tres y siete años. Es decir, mientras unos se caen, otros nacen. Una persona pierde, en promedio, 120 al día. El uso de ciertos medicamentos, el embarazo y algunas enfermedades pueden acelerar ese proceso, lo que hace pensar que se pierden muchos más.

El examen de un especialista puede determinar la causa de la pérdida de pelo y tratarla; incluso, es posible retrasar el avance de la calvicie genética. Para ello hay medicamentos locales, orales e incluso cirugías. Lo importante es consultar y no automedicarse. / Agencias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »