Mundo

Cameron estrecha lazos con Merkel para evitar el Brexit

Londres – Agencias.

El tiempo se agota para el primer ministro David Cameron. Quedan tan sólo seis días para la decisiva cumbre de Bruselas, donde los mandatarios europeos pretenden llegar a un acuerdo que garantice la pertenencia de Reino Unido en el club. Sin embargo, las negociaciones están estancadas y los sherpas de Downing Street no han logrado aún resolver las principales diferencias.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, David Cameron, asiten a la cena en el ayuntamiento de Hamburgo. EFE.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, David Cameron, asiten a la cena en el ayuntamiento de Hamburgo. EFE.

Durante las últimas semanas, el líder «tory» se ha reunido con diferentes líderes europeos con el fin de recabar apoyos. Pero ayer fue especialmente significativa su presencia en Hamburgo, donde realizó su último alegato por una reforma que pueda evitar el temido Brexit. El motivo del viaje no era otro que reunirse con Ángela Merkel. La canciller alemana siempre ha sido su principal aliada y ahora más que nunca necesita su respaldo después de que Francia haya advertido de que no permitirá que Londres tenga poder de veto sobre las decisiones que afecten a la eurozona. Durante su intervención, Cameron recalcó que sus propuestas –relativas a la soberanía de los estados-nación o la gestión propia del sistema de bienestar– eran «demandas que resuenan por toda Europa». «Si logramos un cambio, lucharé por mantener al Reino Unido dentro. Si no, no descarto nada», advirtió. Por su parte, Merkel prometió que hará «todo lo posible» para garantizar su permanencia en el Bloque. De momento, todo puede pasar. La principal apuesta de Cameron es reducir la inmigración. Y en este sentido, la amenaza del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de abrir las puertas a Europa a miles de refugiados sirios, dificulta aún más la recta final del ansiado pacto.

Tal y como admitió ayer el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la nueva oleada de inmigrantes que se espera en el Viejo Continente para verano podría incrementar aún más el sentimiento euroescéptico que se vive en las calles del Reino Unido. «Es el peor contexto político para el referéndum. No tengo duda», recalcó. Es por eso, por lo que Cameron quiere convocar el histórico plebiscito para el próximo 23 de junio. Pero antes, quiere garantizar que el resto de líderes acepte sus propuestas y limitar el acceso a los subsidios a los comunitarios hasta que no paguen impuestos durante un mínimo de cuatro años , lo cual es algo que se les sigue atragantando a los países del Este. El llamado grupo Visegrad –formado por Polonia, Hungría, Eslovaquia y la República Checa– aboga por limitar las restricciones a un año. En este sentido, la primera ministra polaca, Beata Szydlo, abogó ayer en Berlín por la permanencia del Reino Unido en el club, pero reiteró que es «muy importante» garantizar y respetar los derechos de los trabajadores polacos en ese país.

Szydlo se reunió también con Merkel, por vez primera vez como primera ministra, tras su victoria electoral el pasado mes de octubre. El papel mediador de la canciller alemana no puede ser más evidente. Ambas estuvieron de acuerdo en que hay que hacer todo lo posible para que «el primer ministro británico tenga argumentos que convenzan a sus compatriotas de que merece la pena seguir en la UE». Pero, Szydlo añadió: «hay muchos polacos trabajando en el Reino Unido y queremos que sus derechos se respeten y se garanticen».

En casa sus propias filas tampoco facilitan las cosas al líder «tory». Más de 130 concejales conservadores publicaron ayer una carta en «The Telegraph» donde advertían al «premier» de que «lo único y responsable que puede hacer a tras su fracaso en las negociaciones con Bruselas era hacer campaña para abandonar la UE».

Llamada a Rajoy

Cameron llamó ayer por teléfono a Rajoy para abordar la cuestión de Brexit. «·Ambos se mostraron de acuerdo en que se han llevado a cabo buenos progresos y en que deberíamos continuar trabajando juntos, de manera estrecha, para llegar a un acuerdo en el Consejo Europeo de la próxima semana», señaló un portavoz de Downing Street. Si se lograra un pacto, la decisión de los líderes europeos comportará compromisos de obligado cumplimiento.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »