Mundo

Canadá ratifica el tratado de libre comercio con Estados Unidos y México

Justin Trudeau el pasado 11 de enero en Ottawa. BLAIR GABLE (REUTERS).

En plena crisis por el coronavirus, los legisladores canadienses dan luz verde a la ratificación del nuevo marco comercial norteamericano

13 de marzo de 2020 – Montreal – Agencias.

El Parlamento canadiense ha aprobado este viernes el proyecto de ley presentado por los liberales del primer ministro Justin Trudeau para la ratificación del T-MEC, el nuevo marco que regulará el comercio en Norteamérica, en sustitución del TLCAN. El documento ha pasado enseguida al Senado, donde también ha recibido luz verde con premura, ya que ambas cámaras cerrarán sus puertas, al menos hasta el 20 de abril, a raíz de la crisis del coronavirus. Julie Payette, gobernadora general de Canadá, ha otorgado el consentimiento real a la iniciativa, convirtiéndola así oficialmente en ley. Tras el consentimiento de Payette, comenzará un periodo máximo de tres meses para que los tres países signatarios definan las regulaciones respecto a los mecanismos del tratado.

Canadá era el único país que aún no había ratificado el T-MEC, pese a que había firmado con México y Estados Unidos un acuerdo inicial en noviembre de 2018. Su Gobierno participó el pasado diciembre en las reuniones para acordar cambios en el acuerdo, principalmente sobre disposiciones ambientales y laborales exigidas por los estadounidenses. A finales de enero, los liberales de Trudeau presentaron el proyecto de ley C-4 en el Parlamento. Este viernes, la iniciativa pasaba por su tercera lectura en la cámara baja, pero los diputados han aprobado una moción, de forma unánime, para su envío al Senado. Los senadores han hecho lo propio poco después de iniciar la sesión del día. Tanto el Parlamento como el Senado han decidido enseguida suspender sus trabajos como parte de los esfuerzos para frenar la propagación del coronavirus.

“Gracias a todos los partidos y a los senadores por su colaboración. Es una muy buena noticia. El T-MEC es bueno para nuestra economía y nuestras familias. Sigamos trabajando juntos”, ha expresado en Twitter el diputado Pablo Rodríguez, líder gubernamental en el Parlamento. Por su parte, el senador independiente Colin Deacon ha comentado: “Adoptamos rápidamente el proyecto C-4 debido a las circunstancias extraordinarias por la pandemia de COVID-19. La certeza comercial es esencial, especialmente ahora”.

Autoridades provinciales y cámaras empresariales pedían desde hace semanas una rápida ratificación del acuerdo, subrayando que Estados Unidos es el principal socio comercial de Canadá; poco más del 75% de las exportaciones canadienses tienen como destino el país vecino. Justin Trudeau consiguió la reelección en los comicios de octubre, aunque perdió la mayoría parlamentaria. Necesitaba, por lo tanto, el apoyo de al menos una fuerza de la oposición. Los diputados conservadores y del Nuevo Partido Democrático expresaron que podrían votar a favor de la iniciativa, pero que era necesario estudiar su contenido con mayor detalle. Yves-François Blanchet, líder del Bloque Quebequés, había manifestado su oposición al proyecto, bajo el argumento de que ofrecía condiciones desfavorables a granjeros y productores de aluminio de la provincia francófona. Sin embargo, sus palabras perdieron decibeles al sostener encuentros con los liberales respecto a ciertos apoyos para estos sectores.

En plena crisis por el coronavirus, los legisladores canadienses optaron por reducir la incertidumbre en la esfera comercial. Este miércoles, el primer ministro Trudeau anunció un primer paquete de ayudas de 1.100 millones de dólares canadienses (unos 712 millones de euros) para frenar la propagación de la enfermedad. Este viernes, Bill Morneau, ministro de Finanzas, ha señalado en Ottawa que las empresas tendrán acceso a diversos programas de apoyo para reducir los impactos económicos. Por su parte, Justin Trudeau se ha dirigido a los medios para recomendar a los canadienses que permanezcan en sus casas. De hecho, Trudeau lo está haciendo desde ayer, ya que su esposa, Sophie Grégoire, dio positivo por coronavirus. Por precaución, el primer ministro estará 14 días en cuarentena. Hasta el momento, las autoridades canadienses han detectado 154 personas contagiadas; una de ellas falleció.

Lo más leído

To Top
Translate »