Mundo

Carné por puntos para poder vivir en Reino Unido

2 de junio de 2016 – Agencias.

El carismático Boris Johnson, convertido en la estrella de la campaña euroescéptica, prometió ayer que, si Reino Unido sale de la UE, podrá aplicar un plan de inmigración basado en puntos similar al australiano para acabar con el «derecho automático» de los comunitarios a vivir y trabajar en suelo británico.

bandera-reino-unidoLa inmigración sigue siendo el tema protagonista del debate ante el referéndum del 23 de junio. Tras saberse que el año pasado se alcanzaron cifras récord, el apoyo al temido «brexit» ha subido notablemente en los sondeos superando, por primera vez, a los partidarios de la permanencia. La última encuesta publicada ayer por «The Guardian» ofrecía una ventaja del 52% frente al 48%. Todos los organismos económicos internacionales vaticinan un caos global en caso de que Londres firme el divorcio con Bruselas. Pero muchos británicos consideran que ése es el precio que hay que pagar por controlar de nuevo sus fronteras.

En este sentido, Johnson, junto con el ministro de Justicia, Michael Gove, y la secretaria de Estado para el Empleo, Priti Patel, propuso que, en caso de «Brexit», para las próximas elecciones de 2020 se podría aprobar una ley para que los comunitarios tengan que demostrar que hablan bien inglés y cuentan con una formación específica que pueda contribuir a la economía nacional.

«Aquellos que busquen la entrada [a Reino Unido] para trabajar o estudiar deberían ser admitidos de acuerdo con sus habilidades, sin discriminación sobre su nacionalidad», señalaron. «Para ganar el derecho a trabajar, los migrantes económicos tendrán que ser adecuados para el trabajo en cuestión. Para empleos relevantes, tendremos que asegurarnos de que aquéllos que vienen tienen la habilidad de hablar un buen inglés», detalla el comunicado. No obstante, los euroescépticos insistieron en que no habrá cambios para los ciudadanos irlandeses, que podrán seguir accediendo libremente a Reino Unido, y en que los ciudadanos de la Unión Europea que ya estén en el país tendrán garantizada la permanencia indefinida.

No es la primera vez que se propone aplicar el sistema de puntos australiano. En 2008, se introdujo un programa similar para los extracomunitarios pidiéndoles buen nivel de inglés, así como una estimación de sus ingresos. Sin embargo, apenas duró unos meses por las complicaciones burocráticas que suponía.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »