Ciencia y Tecnología

Chrome estrena un bloqueador de anuncios propio en su última versión

Google Chrome. PIXABAY

Google quiere persuadir a los usuarios de instalar programas de terceros para mantener cierto control sobre su principal negocio: la venta de publicidad

16 de febrero de 2018 – Agencias.

Lo impensable, que Google ofrezca herramientas para bloquear publicidad, se hace realidad este jueves. Chrome, el navegador más usado del mundo en escritorio, incluirá un bloqueador de anuncios de forma nativa.

Funciona de forma diferente a las extensiones que se pueden añadir a los navegadores para bloquear toda la publicidad como Adblock Plus, ya que solo bloqueará los anuncios “molestos”. Qué es y qué no es un anuncio molesto lo decide la Coalición por mejores anuncios, un grupo de compañías entre las que se encuentran Microsoft, Facebook y la propia Google.

De esta forma, bloqueando la publicidad que resulte más incómoda al usuario, como los vídeos que se reproducen automáticamente con sonido o los anuncios que tapan toda la pantalla de navegación, Google intenta recuperar más control sobre las visualizaciones de anuncios en la web, su principal negocio.

Los ingresos por clic y por visualización de los anuncios han caído en picado en los últimos años, propiciando webs con publicidad más intrusiva. Los usuarios, cada vez más molestos, han reaccionado instalando bloqueadores de anuncios que evitan la visualización de cualquier contenido promocional rompiendo el acuerdo tácito entre los medios de comunicación  que ofrecen su contenido gratis a cambio de la inclusión de publicidad  y los visitantes.

Según la agencia de inteligencia de marketing PageFair, el 11% de los internautas usa algún mecanismo para bloquear anuncios y el uso de este tipo de herramientas creció un 30% en 2016. Este fenómeno conlleva cierto peligro para Google: el 85% de sus ingresos los generó a través de la publicidad web, mercado que domina de forma aplastante con Facebook.

Cómo funciona el nuevo bloqueador

El bloqueador de Chrome analizará los elementos de toda web a la que acceda el usuario para comprobar si la publicidad cumple con los requisitos estipulados por la coalición. Si alguno es señalado como intrusivo, el navegador bloqueará la petición al servidor, impidiendo su visualización y el consumo de datos para descargarlo. Google dice en su blog técnico de Chrome que detectará estos contenidos a través de la lista de filtros públicos EasyList, por lo que podría llegar a bloquear publicidad proveniente de su propia plataforma AdSense.

Cuando uno o más elementos se hayan bloqueado, Chrome mostrará un pequeño cajetín informativo ofreciendo la posibilidad de ver las páginas de ese dominio web sin bloquear los anuncios molestos.

Pero la iniciativa no solo tiene en cuenta a los usuarios, también ofrece herramientas para que los editores de las webs puedan desarrollar un negocio sostenible modificando sus propuestas publicitarias. Google evaluará cada sitio web examinando varias muestras. Dependiendo del número de violaciones que se incurran según lo estipulado por la Coalición por mejores anuncios, serán evaluados como “aceptable”, “en peligro” o “en fallo”. Los administradores web podrán ver qué anuncios no cumplen con las indicaciones o si la densidad de los mismos es excesiva. Todo ello con el fin de poder tomar medidas y que su publicidad no sea bloqueada por el navegador.

“Queremos que la web sea un lugar donde las empresas puedan prosperar y generar ingresos, pero también un lugar donde los usuarios puedan tener una buena experiencia”, ha afirmado Ryan Schoen, mánager de producto web en el equipo de Chrome. “Esperamos que esto vuelva a equilibrar el ecosistema web”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »