Ciencia y Tecnología

Científicos ven por primera vez el «esqueleto» de la materia oscura

Investigadores de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) han observado, por primera vez, parte del ‘esqueleto’ de la materia oscura, que parece unir dos cúmulos lejanos de galaxias, ‘Abell 222’ y ‘Abell 223’. Según los expertos, este hallazgo ayudará a confirmar la teoría existente acerca de la formación del Universo actual y ha ‘tejer’ la estructura sobre la que se desarrolló.

10 Julio 12 – – Agencias

El mapa del universo conocido muestra que la mayoría de las galaxias se organizan en grupos, pero algunas de ellas se encuentran a lo largo de los filamentos que conectan los cúmulos. Los cosmólogos han teorizado que la materia oscura subyace en esos filamentos, que sirven como carreteras de todo tipo, guiando a las galaxias hacia el tirón gravitatorio de los cúmulos masivos.

La contribución de la materia oscura se había predicho con simulaciones por ordenador, y su forma se ha esbozado sobre la base de la distribución de las galaxias. Pero nadie la había detectado directamente, hasta ahora.

El investigador principal del trabajo, publicado en ‘Nature’, JörgDietrich, ha explicado que “la materia oscura, cuya composición es todavía un misterio, no emite ni absorbe luz, por lo que los astrónomos no pueden ver directamente con los telescopios”. “Se deduce que existe en función de cómo la gravedad afecta a la materia visible”, ha apuntado.

Así, los científicos estiman que la materia oscura compone más del 80 por ciento del universo. Para “ver” el componente de materia oscura del filamento que conecta los cúmulos ‘Abell 222’ y ‘Abell 223’, el equipo de Dietrich aprovechó un fenómeno conocido como ‘lente gravitatoria’.

La gravedad de objetos masivos, como los cúmulos de galaxias actúa como una lente para doblar y distorsionar la luz de objetos más distantes. De este modo, observando decenas de miles de galaxias más allá del supercúmulo, los científicos han logrado encontrar la materia oscura. Gracias a esta práctica fueron capaces de determinar el grado en que las se distorsionaban las galaxias, y con esa información, trazaron el campo gravitacional y la masa de ‘Abell 222’ y ‘Abell 223’.

“Ver esto por primera vez fue emocionante”, ha apuntado Dietrich, quien ha añadido que la materia oscura hallada “parece un puente que muestra que existe una masa adicional más allá de lo que contienen los cúmulos”.

Los científicos anteriores a Dietrich asumían que la señal de la ‘lente gravitatoria’ no sería lo suficientemente fuerte como para determinar la configuración de la materia oscura. Sin embargo, el investigador estadounidense se ha centrado en un peculiar sistema de cúmulos cuyo eje está orientado hacia la Tierra, de modo que los efectos de lentes gravitacionales podrían multiplicarse. “Este resultado es una verificación de algo que durante muchos años se pensó que era imposible”, ha concluido.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »