La nación

«Clausurar Guantánamo es cerrar un capítulo de la historia de EE UU»

23 de febrero de 2016 – Washington – EFE.

El presidente Barack Obama afirmó hoy que clausurar la cárcel de Guantánamo equivale a “cerrar un capítulo” de la historia del país, al presentar su plan para trasladar a una “localización segura” en EEUU a los detenidos que no puedan ser transferidos a terceros países.

El presidente Barack Obama durante su comparecencia en la Casa Blanca.

El presidente Barack Obama durante su comparecencia en la Casa Blanca.

En una comparecencia en la Casa Blanca, Obama explicó, además, que su plan permitirá “ahorrar” dinero a los contribuyentes y pidió a los congresistas un diálogo “honesto” para tratar de cerrar la cárcel, ubicada en Cuba y en la que permanecen 91 detenidos.

El plan del presidente de EEUU para cerrar la cárcel de Guantánamo ahorraría 335 millones de dólares en 10 años y 1.700 millones a lo largo de 20 años, indicó hoy el portavoz del Pentágono, Peter Cook.

“Implementar este plan mejorará nuestra seguridad nacional al negar a los terroristas un poderoso símbolo de propaganda, fortalecerá nuestras relaciones con aliados clave y socios contra el terrorismo y reducirá nuestros costes”, destacó Cook en un comunicado.

El portavoz detalló que el plan se centra en la transferencia de presos al extranjero y en la evaluación a través de un órgano especial de aquellos reclusos que, por su peligrosidad, no pueden ser trasladados a otros países y deben permanecer bajo custodia de las autoridades estadounidenses.

Según adelantaron altos funcionarios del Gobierno bajo anonimato, el plan para cerrar la cárcel de Guantánamo que el Pentágono enviará hoy al Congreso contempla transferir a entre 30 y 60 presos a 13 localizaciones diferentes en territorio nacional, sin recomendar ninguna en particular.

El Pentágono detalló que mantener la prisión de Guantánamo abierta es entre 65 y 85 millones de dólares más caro al año que internar a los presos en una cárcel en territorio estadounidense.

En ese sentido, el portavoz incide en que el coste de trasladar a los presos a territorio estadounidense o a otros países se vería compensado en entre tres y cinco años, debido a los menores costos que supone su internamiento en una cárcel de EE.UU. en vez de las instalaciones de la base naval de Guantánamo, en el sudeste de Cuba.

Cerrar Guantánamo podría generar, por lo menos, 335 millones de dólares de ahorros netos en 10 años y hasta 1.700 millones en 20 años, destacó el portavoz en su nota.

Promesa que arrastra desde 2008

Obama presentó hoy desde la Casa Blanca el plan para cerrar la cárcel, una promesa que arrastra desde su primera campaña electoral en 2008.

Desde el principio de su mandato, esa promesa se ha topado con la oposición del Congreso, especialmente entre los republicanos, que rechazan la transferencia de los presos a cárceles dentro de EEUU, por considerarlo ilegal.

La cárcel de Guantánamo llegó a albergar a unos 800 presos poco después de su apertura, ordenada por el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, y actualmente en ella quedan 91.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »