Mundo

Cómo combatir el estreñimiento infantil

Los bebés que se alimentan de forma exclusiva con leche materna rara vez padecen estreñimiento, ya que esta leche posee el balance apropiado de grasa y proteínas y, por ello, sus deposiciones son suaves y regulares.

Sin embargo, cuando el bebé comienza a consumir nuevos alimentos, es cuando puede presentarse, con mayor facilidad, el estreñimiento infantil.

Se puede determinar que un niño sufre estreñimiento (tomando en cuenta su edad y lo que consume) cuando sus deposiciones son espaciadas (más de dos días) con un consumo normal de alimentos y sus heces son secas, duras y pasan con dificultad.

Remedios populares

Remedio para el estreñimiento infantil 1: Preparar 1 o 2 onzas de jugo de ciruela pasa diluido en la misma cantidad de agua para los bebés mayores de 6 meses y, para los menores, media onza de este jugo.

Remedio para el estreñimiento infantil 2: Preparar al bebé mayor de 6 meses un puré de peras y duraznos a diario.

Remedio para el estreñimiento infantil 3: Preparar al bebé mayor de 7 meses un cereal de cebada o de avena. Evitar el cereal de arroz o plátano, ya que carecen de fibra suficiente.

Remedio para el estreñimiento infantil 4: Aplicar una presión suave con las yemas de los dedos 3 pulgadas debajo del ombligo del bebé.

Remedio para el estreñimiento infantil 5: Usar un termómetro rectal infantil, una vez el doctor ha diagnosticado el estreñimiento, para ayudar al niño a defecar. Para ello, se debe lubricar bien el termómetro con jalea de petrolato, insertarlo en el recto del bebé no más de 3 cm y sacarlo.

Recomendaciones

– Fomentar en el niño el consumo de alimentos con fibra. En este sentido, se puede preparar un panqué de salvado para que el niño lo coma diariamente y se le puede agregar pasitas.

– Servir bocadillos como vegetales crudos (zanahoria, apio, etc.) cuando el niño sienta hambre. Si los rechaza, puede colocarles algún adorno como, por ejemplo, una pieza de apio untada con un poco de mantequilla de maní, lo cual ayuda a combatir el estreñimiento.

– Ser creativo con los vegetales. Puede disfrazar los vegetales picándolos en diferentes formas, incluso esconderlos en pedacitos dentro de un pastel de carne.

– Procurar que el niño consuma abundante líquido.

– No iniciar el entrenamiento para ir al sanitario demasiado pronto. Los niños que no están listos para usar el inodoro pueden retener las heces como una forma de llevar la contraria.

– Cambiar la fórmula de la leche, si se ha observado que la fórmula presenta dificultad e incomodidad para que el bebé pueda defecar, previa consulta médica.

Acudir al pediatra cuando:

– El recién nacido no ha expulsado el meconio dentro de las 48 horas siguientes al parto.

– El bebé, que consume leche materna, no tiene una evacuación en más de dos días.

– El bebé vomita una sustancia amarillo-verdosa o tenga el abdomen inflamado.

– El bebé o el niño mayor presenta sangre en la evacuación.

– El niño mayor presenta mucho dolor, su estómago está distendido y no está comiendo bien.

– Cuando el niño mayor parece evitar la evacuación con un fin de tipo emocional, especialmente durante el entrenamiento para ir al sanitario o tiene evacuaciones accidentales cuando no está en el baño.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »