Latinoamérica Hoy

Correa quiere tratar con su homologo de Guatemala el caso de unos ecuatorianos detenidos

EFE – El presidente de Ecuador, Rafael Correa, reveló ayer que quiere tratar directamente con su colega de Guatemala, Otto Pérez Molina, el caso de sus compatriotas detenidos en agosto pasado en ese país centroamericano al que llegaron en un avión en el que se encontró droga.

El pasado 19 de agosto, el ministro guatemalteco de Gobernación (Interior), Mauricio López, informó de que las fuerzas de seguridad confiscaron 405 kilos de cocaína que fueron transportados a ese país centroamericano desde Ecuador.

El alijo, según el alto funcionario, se incautó en un hangar de las instalaciones del aeropuerto internacional La Aurora, de Guatemala, donde aterrizó una aeronave privada en la que se transportaban 5 ecuatorianos como parte de la tripulación y 7 guatemaltecos como supuestos pasajeros, que fueron detenidos.

En su informe semanal de labores, Correa, calificó hoy de “muy grave” el caso y reveló que ha llamado “muy fuertemente la atención a la Cancillería” pues, en su opinión, hay “ecuatorianos injustamente presos” en Guatemala.

“En agosto un avión de Saereo charteado le pusieron droga, se puso en prisión a los pasajeros, que también parece que es gente inocente, creo que son mexicanos engañados que vinieron a un curso de capacitación y al regreso les pusieron droga en las maletas, pero también está presa la tripulación ecuatoriana”, relató Correa.

Se preguntó qué culpa tienen el piloto o la azafata “de que en una valija le hayan metido droga y siguen presos”.

Anunció que tendrá una reunión con la familia de los detenidos en Guatemala por el caso para conocer cómo está la situación, y tras pedirles “mil disculpas” públicamente aseguró que pondrá a “toda la diplomacia” ecuatoriana en función de la defensa de los derechos humanos de los implicados.

“Las leyes antidrogas son las más duras, atentan los derechos humanos, pero todo el mundo hace mutis por el foro porque fueron impuestas por los Estados Unidos y, en esas leyes, todo el mundo es culpable así demuestre lo contrario”, comentó.

El jefe de Estado indicó que analiza la posibilidad de asistir el próximo sábado a la ceremonia de investidura de Enrique Peña en México y si se concreta su traslado, adelantó que le interesa una reunión con Pérez Molina “para tratar sólo este tema que son los fundamentales, los derechos humanos, la libertad de la gente”.

“Tenemos ecuatorianos presos en Guatemala de forma absolutamente injusta y esto debería parar a un país, esto debería impedirnos dormir”, señaló.

Aclaró que aún medita su traslado a México a invitación de Peña Nieto pues implica muchas horas fuera del país, y además, debe contemplar que en su agenda consta un desplazamiento a Argentina y el próximo 30 de noviembre la reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Lima.

Según López, los 405 kilos de cocaína ingresados en Guatemala fueron valorados por las autoridades en unos 5 millones de dólares y las maletas en las que fueron transportados contenían residuos de café y de perfumes para que los perros de la policía no pudieran detectar la droga.

De acuerdo con la información oficial, el vuelo privado ingresó al área de hangares y en él estaban 5 ecuatorianos como parte de la tripulación y 7 guatemaltecos como supuestos pasajeros.

Foto: El presidente de Ecuador, Rafael Correa. EFE/Archivo

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »