Mundo

Crimen familiar a sangre fría en Alemania

La Policía científica investiga el vivienda de Rot am See (suroeste de Alemania) donde se produjo el tiroteo/EPA/Foto: RONALD WITTEK/EFE

Un joven de 26 años asesina a sus padres y a otros cuatro allegados tras reunirlos en su domicilio

24 de enero de 2020 – Berlín – Agencias.

Nadie sabe lo que se le pudo pasar por la cabeza o por qué eligió un día en el que estaba convocada su propia madre que, aunque vivía separada de la familia, mantenía tan buena relación que aceptó la invitación a la reunión familiar. El caso es que parientes y allegados se reunieron este viernes por la mañana en el “Deutscher Kaiser”, un pequeño establecimiento cercano a la estación de Rot am See, una población de 5.300 habitantes del estado de Baden-Württemberg, en el sur de Alemania.

Y fue allí donde el joven alemán de 26 años cometió la masacre. La que hubo de ser una reunión familiar se tornó en tragedia. Sin mediar palabra perpetró un tiroteo que se saldó con seis muertos y dos heridos graves, todos ellos miembros de su familia. Los fallecidos son su padre de 65 años, su madre de 56, dos hombres más de 36 y 69 años y otras dos mujeres de 36 y 62, que tienen una relación familiar con el tirador que los agentes aun no han podido verificar, según indicó el jefe de policía de la localidad de Aalen, Reiner Möller.

Asimismo, en el ataque resultaron heridas de gravedad otras dos personas, una de las cuales está en situación crítica. Según la fuente policial, otros dos jóvenes de 12 y 14 años, de la misma familia que el agresor, fueron amenazadas por éste durante el altercado, por lo que tuvieron que recibir asistencia psicológica. La policía recibió el aviso del tiroteo poco después del mediodía por medio de una llamada telefónica realizada por el propio agresor.

Las fuerzas de seguridad llegaron al lugar en diez minutos, rodearon el local, ubicado cerca de la estación de tren, y procedieron a la detención del atacante. Un centenar de efectivos policiales se desplegaron en la zona. Según algunos medios alemanes, cuando los servicios de emergencia llegaron al lugar, fueron recibidos por el propio tirador tras haber dejado la pistola semiautomática en el interior del local. Algunas de las víctimas mortales se encontraban dentro del establecimiento y el resto en sus inmediaciones.Según las fuentes policiales, el agresor disponía de licencia de armas como aficionado al tiro deportivo y de una pistola semiautomática de 9 mm adquirida legalmente.

Tanto el agresor como algunas de sus víctimas vivían en el local donde se produjo el tiroteo. Los primeros indicios apuntaron a un drama familiar, cuestión que se confirmó pocas horas después de producirse el ataque. Los verdaderos motivos solo los conoce el agresor y la investigación continua abierta para esclarecer los motivos por los que abrió fuego contra su familia. Según la revista Spiegel, todos participaban de una “reunión familiar” cuando se desató la tragedia, mientras que el “Bild” aseguró que la madre del atacante se encontraba de paso en Rot am See, camino al funeral de su propia progenitora.

Este mismo diario llegó a asegurar a través de su página de Internet que el agresor llegó incluso a grabar en vídeo toda la masacre; algo que después no fue desmentido aunque sí borrado de su página web. El último tiroteo que se registró en Alemania data del 9 de octubre, cuando un hombre perpetró un tiroteo en los alrededores de una sinagoga en Halle, matando a dos personas. Fue identificado como Stephan Balliet, un alemán y antisemita de 27 años que quiso causar una matanza mayor en pleno Yom Kipur, la festa sagrada de los judíos. En este caso, Baillet trasmitió su matanza en directo durante 35 minutos, en un vídeo a través de Twitch, una plataforma que suele ser usada por jugadores de videojuegos.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »