Latinoamérica Hoy

Cuba permitirá regresar a deportistas y médicos que desertaron

El Gobierno cubano ha anunciado este miércoles nuevas medidas de carácter migratorio que buscan facilitar el retorno al país de sus emigrantes que salieron de forma ilegal y en particular del personal médico y los deportistas que aprovecharon su estancia en el extranjero para no regresar a la isla.

25 Octubre 12 – Agencias

Las nuevas medidas se conocen después de que el Gobierno de Raúl Castro anunciara la semana pasada una nueva ley migratoria que suprime la necesidad de una carta de invitación para viajar al extranjero y autoriza a los cubanos a salir de la isla con su pasaporte y el visado del país al que quieran viajar, si bien limita su estancia fuera a 24 meses, frente a los once que se autorizaban hasta ahora.

El anuncio de las nuevas medidas, y la explicación de las ya adoptadas, lo han realizado en un programa de la televisión cubana varios altos cargos del Gobierno, entre ellos el secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta, y la ministra de Justicia, María Esther Reus.

Según ha explicado Acosta, a partir de ahora las personas que “salieron de una manera irregular con posterioridad a los Acuerdos Migratorios de 1994” con Estados Unidos y que actualmente no pueden regresar a la isla, podrán hacerlo “siempre que hayan transcurrido más de ocho años” desde que se les prohibió el retorno.

Esta misma norma se aplicará para “los profesionales de la salud y deportistas de alto rendimiento” que aprovecharon su estancia fuera del país para no regresar o “salieron ilegalmente del país” después de 1990, que ahora “podrán regresar temporalmente” a la isla si ya han transcurrido ocho años.

Homero ha dejado claro, según informa el portal oficial Cubadebate, que están excluidos de esta opción “quienes salieron a través de la ilegal Base Naval de Guantánamo, en este caso por razones de defensa y seguridad nacional”, en referencia a la base militar que Estados Unidos todavía mantiene en la isla.

Asimismo, también se permitirá retornar a Cuba a aquellos que salieron de la isla con menos de 16 años y, “por razones humanitarias”, a aquellos que quieran hacerlo “para hacerse cargo de familiares desvalidos” o cuando “existan razones fundadas”, ha precisado.

Según Homero Acosta, con estas nuevas medidas y las ya anunciadas, “Cuba ratifica su voluntad de continuar paulatinamente favoreciendo sus relaciones con la emigración y garantizando que los movimientos migratorios continúen realizándose de forma legal, segura y ordenada”.

En este sentido, ha reprochado a Estados Unidos que con su política de “pies secos, pies mojados” está alentando “una emigración ilegal e insegura y ha provocado numerosas pérdidas de vidas humanas”.

Asimismo, ha asegurado que el Gobierno de Raúl Castro ha tomado estas medidas “por decisión soberana” y no por “presiones ni imposiciones de nadie”. “Cuba no busca con ellas un certificado de buena conducta”, ha asegurado el responsable cubano.

En otro orden de cosas, ha defendido que la isla no era hasta ahora “una gran prisión o un gran gulaj tropical” como se ha querido hacer ver, sino que los cubanos han podido salir del país con normalidad antes de que se aprobara la nueva ley migratoria, que entrará en vigor en enero.

Según ha indicado, desde el año 2000 hasta el 31 de agosto de 2012 del total de cubanos que solicitaron el permiso de salida temporal o definitiva, recibieron este permiso el 99,4 por ciento, mientras que a los que les fue denegado fue por “razones fundadas”.

Por otra parte, en ese mismo periodo viajaron al exterior por asuntos particulares 941.953 cubanos, de los que no regresaron al país un total de 120.705 personas, es decir el 12,8 por ciento. De estas personas, 156.068 eran graduados universitarios y solo 17.153 (el 10,9%) no volvieron a la isla.

Además, según el secretario del Consejo de Estado, durante 2011 viajaron a Cuba alrededor de 400.000 cubanos que residen en el extranjero, 300.000 de ellos procedentes de Estados Unidos y que, según él, mantienen una “posición favorable” con la Revolución y “se oponen a las medidas de hostilidad” de Washington.

Homero Acosta también ha aprovechado el programa televisivo para explicar que los profesionales que trabajan en sectores prioritarios para el país contarán con “un mecanismo diferente” para poder abandonar Cuba y que obedece al empeño del Gobierno de “proteger el capital intelectual y enfrentar el robo de cerebros” del que, según ha denunciado, es objeto por parte de Estados Unidos.

En este sentido, ha explicado que estos profesionales que quieran salir del país por “asuntos particulares” deberán presentar una carta de invitación y solicitar la autorización de los jefes de los organismos a los que pertenecen.

Según ha aclarado, se está estableciendo un “sistema informatizado” en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para que los profesionales y sus jefes puedan conocer “cuáles son sus derechos y sus deberes respecto a las nuevas medidas adoptadas”.

En el caso de los graduados universitarios y de los técnicos de nivel medio que realizan “actividades vitales”, Homero Acosta ha indicado que pueden viajar por asuntos personales fuera del país como al resto de ciudadanos y en las mismas circunstancias pero cuando deseen “salir definitivamente” se les impone de un límite de cinco años para los primeros y de tres para los segundos.

Por otra parte, la ministra de Justicia ha aclarado que el plazo de 24 meses de permanencia en el extranjero podrá ser ampliado “cuando existan causas justificadas que imposibiliten el regreso de esa persona en ese término”. Para ello, deberán presentar una solicitud en las oficinas consulares cubanas.

Asimismo, los responsables han dejado claro que para obtener el pasaporte los cubanos solo necesitarán presentar su carné de identidad y no tendrán que rellenar ningún formulario ni presentar fotografías.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »