Latinoamérica Hoy

Cuba recibirá a Kerry para hablar de derechos humanos

23 de febrero de 2016 – Agencias.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ha anunciado hoy ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado que podría visitar Cuba en una o dos semanas para mantener una diálogo sobre derechos humanos dentro del proceso de deshielo político iniciado el 17 de diciembre de 2014. En este contexto se inscribe el viaje a La Habana del presidente de EE UU, Barack Obama, los días 21 y 22 de marzo para reunirse con su homólogo cubano Raúl Castro, en la que será la segunda visita de un presidente estadounidense a Cuba tras la que protagonizó Calvin Coolidge en 1928.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry

Hasta ahora, el asunto de los derechos humanos ha quedado fuera de las rondas de conversaciones que las delegaciones cubana y estadounidense han mantenido en los últimos meses. La estancia de Kerry serviría para allanar el camino a Obama y profundizar en el controvertido asunto de las libertades y derechos humanos, dos temas que tendrán una gran relevancia en la visita del inquilino de la Casa Blanca, quien condicionó desde el inicio del deshielo su visita a Cuba con la posibilidad de reunirse con disidentes.

La Embajada de EE UU en La Habana, reabierta el pasado mes de agosto en una ceremonia en la participó el propio Kerry, ha seleccionado ya a una serie de opositores cubanos para reunirse con Obama en marzo en La Habana. En dichos contactos, disidentes y diplomáticos estadounidenses han avanzado en los temas que se abordarán en la histórica visita del mandatario de EE UU.

El Gobierno de Obama asegura que su viaje servirá para impulsar la transformación en la isla. Por su parte, el Gobierno cubano aprovechará la visita tanto de Kerry como de Obama para pedir el final del embargo, que las autoridades comunistas consideran como la principal causa del atraso económico.

Días atrás, la Cámara de Comercio estadounidense recibió al ministro de Comercio de Cuba, Rodrigo Malmierca y presionó a los republicanos para que suavicen su postura respecto al embargo. Hasta ahora, Obama ha hecho uso de sus prerrogativas ejecutivas para relajar las restricciones a Cuba en el ámbito económico, financiero y comercial; sin embargo, es el Congreso el que tiene la capacidad para derogar el conjunto de leyes que conforman el embargo impuesto desde 1962. El Capitolio, dominado por el Partido Republicano, se ha negado a cambiar su postura al respecto.

Hasta ahora, los avances han sido especialmente significativos en áreas como cooperación, narcotráfico, correo postal y, sobre todo, el restablecimiento de vuelos comerciales entre ambos países por primera vez en más de cincuenta años. La semana pasada, la empresa Alabama anunció que abrirá una fábrica de tractores en la isla.

Otro capítulo en el que ya se ha avanzado también es el de las reclamaciones económicas por las nacionalizaciones de bienes estadounidenses de empresas y particulares impuestas por el castrismo tras la revolución de 1959. El Gobierno cubano puso sobre la mesa la necesidad de ser indemnizado con decenas miles de millones de dólares por las consecuencias del embargo, la invasión de la Bahía de Cochinos y el atentado contra el avión de la aerolínea Cubana de Aviación en 1976 en el que murieron 73 personas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »