Editorial

Cuidemos nuestros hijos de los depredadores sexuales

1 de mayo de 2019 – Por: El Director.

Nuestros niños y niñas se han vuelto cada vez más, fáciles víctimas de depravados sexuales que abusan y violan su inocencia dejando secuelas que quizás no se borran nunca, y causando rabia y dolor entre los familiares y la sociedad en general, que repudia estos abusos brutales en contra de  los más pequeños.

Estos enfermos mentales, deben de estar tras las rejas para evitar que sigan causando tanto dolor a estas víctimas inocentes y a sus familias. No pueden continuar libres cometiendo estos actos pervertidos, propios como dije: solo de mentes enfermas.

¿Qué hacer con estos niños y niñas que por fuerza mayor tenemos que dejarlos en manos “amigas” y confiamos en nuestro buen criterio por la necesidad de trabajar?

Muchos padres tienen que dejar sus hijos al cuidado de familiares, amigos o vecinos para poder ir al trabajo, es una situación muy difícil, una elección dolorosa. Siempre se confía que un familiar es la mano amiga en una situación de estas y eso está bien, mientras tengamos el cuidado de ser desconfiados y eduquemos a nuestros hijos sobre ciertas normas básica; sin embargo, en muchas otras circunstancias los dejamos al cuidado de vecinos o amigos, que no sabemos de su situación psicológica o de las visitas que pudieran llegar a esos lugares y allí pudieran correr nuestros pequeñines peligro, esto no quiere decir que esto siempre ocurre, no, pero desafortunadamente los casos de menores violados por familiares o por personas de su entorno son muchos.

Ojalá pudiéramos dejar nuestros hijos al cuidado de instituciones profesionales encargadas del cuidado, le educación y el manejo de los más pequeños, pero desafortunadamente los costos de este tipo de instituciones, muchas veces excede nuestro presupuesto y entonces coloca a los padres en la disyuntiva: me quedo al cuidad de mis hijos porque sale más barato que llevarlos a un daycare o me empleo y busco un familiar o una buena vecina que me ayude con ellos con un costo asequible, mientras regreso de mi trabajo.

Según estadísticas uno de cada cinco niños menores de 18 años es víctima de violencia sexual con o sin contacto físico, un dato que como padres nos estremece. Pero no debemos dar la espalda a esta terrible realidad y dotar a nuestros hijos de las herramientas necesarias para que aprendan a protegerse.

En un 80% de los casos, los agresores sexuales pertenecen al entorno de la víctima, de ahí que muchos niños se sientan vulnerables y desprotegidos a la hora de dar la voz de alarma. ¿Qué podemos hacer los padres para protegerles? ¿Qué señales deberían ponernos en alerta? ¿Dónde se esconden los depredadores sexuales?

¿Dónde se esconden los depredadores sexuales?

Teniendo en cuenta que las estadísticas hablan de que en un 80-90% de los casos los agresores sexuales pertenecen al entorno del niño, estaríamos hablando de personas con las que el menor comparte gran parte de su día a día y que, además, tienen una cierta autoridad sobre él.

Familiares, profesores, cuidadores, monitores, entrenadores, vecinos, e incluso amigos o compañeros del niño, especialmente si estos son mayores que él ya que más de un tercio de los que abusan sexualmente de un menor tienen menos de 18 años.

Robin Sax, autor de Predators and Child Molesters y ex fiscal de Los Ángeles especializado en delitos sexuales contra niños afirma que “los depredadores infantiles suelen parecer gente cálida, afectuosa, cariñosa y respetuosa“, de ahí que no levanten sospechas entre su entorno más cercano.

Por eso es muy importante que los padres conozcamos a las personas que forman parte del círculo de confianza de nuestros hijos, y con quienes pasan más tiempo. Conocer bien el entorno en el que se mueven y preguntarles con frecuencia sobre estas personas es una de las principales cosas que debemos hacer para protegerles y dar la voz de alarma si fuera necesario.

¿Como enseñar a nuestros hijos a protegerse?

La mejor prevención que podemos hacer los padres es vigilar el entorno de nuestros hijos, informarles sobre el tema dándoles unas pautas acordes a su edad, y confiar plenamente en ellos y en su palabra, así como hacerles ver que ellos también pueden confiar en nosotros siempre que lo necesiten.

Existe una serie de recomendaciones de acuerdo con la edad de los menores que son de gran utilidad para proteger a nuestros niños de los depredadores sexuales, los invito a seguirlas en el próximo editorial.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com
Latino News LLC

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »