Mundo

Delta Force, la unidad que acabó con Bagdadi

La Delta Force es el arma principal de Estados Unidos contra el ISIS.

Fue creada hace 42 años por un coronel que había servido en el Servicio Especial Aéreo Británico (SAS)

29 de octubre de 2019 – Agencias.

Esta semana el presidente de Estados Unidos, Donald, Trump, anunció que el ejército había matado al líder del ISIS, Abu Bakr al Bagdadi. En una rueda posterior se confirmó que la unidad encargada de realizar la misión de localización y destrucción del objetivo había sido la tropa más secreta de los americanos: la Delta Force.

Lo que se sabe de esta unidad es que un coronel del ejército, Charlie A. Beckwith, conocido como “Chargin Charlie”, que sirvió en 1958 en las fuerzas especiales en Fort Bragg, en la “Operación Hotfoot” en Laos, fue destinado como enlace al SAS en 1962 y allí conoció la manera de trabajar de esta unidad y que le dio la idea de formar algo parecido en EE UU. Beckwith se dio cuenta de que existía la necesidad de crear una fuerza de élite del ejército que pudiera movilizarse rápidamente para combatir “amenazas no convencionales”. En 1977 crea el grupo secreto de operaciones especiales-Delta del ejército de Estados Unidos (SFOD-D) o Delta Force.

Tiene su sede en Fort Bragg, Carolina del Norte, y forman parte de ella candidatos de todo el ejército, incluida la Guardia Costera y la Guardia Nacional, pero sobre todo elige a miembros del ejército como los Rangers del Ejército y los Boinas Verdes. El propio Beckwith escribió “Delta Force: una memoria del fundador de Operaciones Especiales más secretas de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos”, en el que profundiza en el riguroso proceso de capacitación y selección que continúa hoy.

Entre algunas de sus operaciones más famosas (que sean conocidas), está la misión de 1993 para capturar al líder de la milicia somalí Mohamed Farrah Aidid en Mogadiscio y en el rescate posterior para rescatar al piloto Michael Durant después de que su helicóptero se estrellara, que inspiró la película “Black Hawk Down”. Durante el operativo fallecieron cinco soldados delta y otros 14 soldados americanos, junto a cientos combatientes somalíes y civiles. En 1980 los Delta participaron sin éxito en un rescate de rehenes en la embajada estadounidense en Irán. También se sabe que participaron en las guerras de Afganistán e Irak y que fueron fundamentales en la captura de Saddam Hussein.

La unidad posee actualmente unos 1.200 efectivos y el ejército no lo reconoce oficialmente y muchas de sus misiones están clasificadas y puede que no se conozcan nunca. El proceso tras la selección es que los futuros operativos pasen pruebas físicas y psicológicas, practiquen la puntería y métodos de espionaje durante al menos seis meses. Su labor se centra en la “fuerza de objetivos expedicionarios”, creada para localizar y eliminar a los miembros más prominentes del ISIS desplazados al lugar del conflicto con helicópteros Black Hawk listos para actuar en el momento que se proporciona la “inteligencia accionable”, o sea, las coordenadas precisas de un terrorista.

Entrenamiento

Los candidatos deben cumplir unos estrictos requisitos sobre flexiones, abdominales y ser expertos en natación. Los entrenamientos terrestres son conocidos por su dureza y llevar al militar hasta el extremo de sus fuerzas desde el punto de vista mental, físico y emocional. Se les somete a caminatas de 30 kilómetros durante toda una noche con la mochila cargada con casi 20 kilos de peso. La carga va aumentando según pasan los días y el “examen final” es caminar con casi 25 kilos durante unos 65 kilómetros por un terreno desigual.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »