La nación

Demandan a Dunkin’Donuts por discriminación

El grupo Dunkin’ Brands, propietario de Dunkin’Donuts, fue demandado por discriminación racial y sexual por los dueños de algunas de sus franquicias regentadas por minorías étnicas, a los que presuntamente destina a tiendas ubicadas en áreas económicamente desfavorecidas.

La demanda, presentada en un tribunal de Nueva Jersey, denuncia que esta cadena, con 7.000 establecimientos en Estados Unidos, discrimina “sistemáticamente” por cuestiones raciales o de sexo a propietarios encargados de gestionar sus franquicias, según informó a Efe el abogado de los demandantes, Gerald Marks.

Aunque la mitad de los establecimientos de la franquicia pertenecen a empresarios negros, a estos se les destinan “las áreas más desfavorecidas o marginales económicamente” del país, según puede verse en la demanda a la que obtuvo acceso Efe.

Según la querella, no hay propietarios negros en los estados de Connecticut, Nueva Jersey y Rhode Island, en la costa este del país, los tradicionales baluartes de esta cadena con base en Massachusetts, que ya se ha enfrentado en el pasado a otros litigios.

Además, la demanda acusa a Dunkin’ Brands de no permitir a los propietarios negros expandirse a través de la adquisición de nuevos establecimientos, mediante la táctica de “hacerles a ellos más difícil el recorte de costos y, por tanto, ser rentables”.

Los demandantes
La demanda fue puesta por Reggie y Amy Pretto, un matrimonio negro que en 2004 vendió su casa para poder adquirir, por 750.000 dólares, tres tiendas en el área de Nueva York, considerada ventajosa económicamente.

En la querella aseguran que fueron engañados por la compañía, que les “mintió diciendo que no quedaban tiendas disponibles en esa zona, reservada a los blancos”.

En cambio, se les destinó a “áreas menos favorecidas” de Maryland, donde, finalmente, sus negocios tuvieron que cerrar en 2007.

La demanda recoge también el caso de Priti Shetty, una mujer de ascendencia india, propietaria de dos tiendas, quien “fue víctima de la política discriminatoria” de la empresa.

Siempre según los demandantes, la empresa le impidió hacerse cargo en 2008 de un tercer local, alegando que no tenía ventanilla para entregar la comida, aunque meses después ese establecimiento fue concedido a un varón.

Uno de los gerentes de la compañía encargados de dirigir el proceso de asignación de tiendas, Wayne Miller, dijo a Shetty, que tiene dos carreras, que ese negocio no era para ella.

Según consta en la querella, Miller habría asegurado a Shetty que es mujer y madre de una niña, que no podría manejar el negocio de forma “competente”, y que no era lo bastante “servil” para gestionar “una red de establecimientos”.

Las acciones del grupo Dunkin’ Brands retrocedían este lunes el 1,46 % hasta 30,45 dólares en el mercado Nasdaq, donde acumulan un fuerte avance del 21,9 % desde que comenzó el año y del 18,16 % en los últimos 12 meses. / Efe.

Pie de foto: Foto de Efe.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »