Mundo

Dominica, devastada por el huracán María que se dirige ahora a Puerto Rico

El equipo de marines y trabajadores de los servicios sociales distribuye suministros a los habitantes de la isla para la preparación de la llegada del huracán María, en Road Town. EFE.

19 de septiembre de 2017 – Agencias.

El “potencialmente catastrófico” huracán de categoría 5 María se aproxima hoy a las Islas Vírgenes y Puerto Rico con vientos máximos sostenidos de 160 millas por hora (260 km/h), informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EEUU.

María, que toco tierra anoche en la isla caribeña de Dominica causando importantes daños, se encuentra a 85 millas (135 kilómetros) al oeste de Guadalupe y a 170 millas (275 kilómetros) al sureste de Saint Croix (Islas Vírgenes estadounidenses), informó el NHC en su boletín de las 12.00 GMT de hoy.

Se desplaza hacia el oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 9 millas por hora (15 km/h) y, según un probable patrón de trayectoria, el “ojo de María se moverá hoy sobre el nordeste del Caribe y se aproximará a las Islas Vírgenes y Puerto Rico esta noche y el miércoles”, resaltó esta institución con sede en Miami.

Tanto las islas Vírgenes como Puerto Rico ya sufrieron la fuerza de Irma hace apenas unos días, un poderoso huracán de categoría 5 que causó 26 muertos en el Caribe y una estela de destrucción en Barbuda, San Martín, el norte de Cuba y los cayos y suroeste de Florida.

María experimentará “fluctuaciones en su intensidad durante los próximos dos días”, pero permanecerá como un “extremadamente peligroso huracán de categoría 4 o 5 mientras se aproxima a las Islas Vírgenes y Puerto Rico”, precisaron los meteorólogos.

Las islas de Guadalupe, Martinica y Dominica, con graves daños en infraestructuras, son las que han sufrido los peores efectos, hasta el momento, del paso del huracán María que, con categoría 5 en algunos momentos, atraviesa el Caribe en dirección hacia el oeste.

Medios locales del área del Caribe señalan que los fortísimos vientos y lluvias torrenciales han ocasionado inundaciones, destrozos en los sistemas de suministro de energía y en general en las infraestructuras, aunque se trata solo de información preliminar que será ampliada durante las próximas horas.

El primer ministro de Dominica, Rooselvelt Skerrit, señaló que la devastación es generalizada, aunque no ofreció datos más concretos, tras matizar que habrá que esperar para tener una idea más precisa de los efectos del paso del huracán María por este pequeño territorio caribeño.

Skerrit, que tuvo que ser rescatado después de que su casa sufriera graves daños, explicó en su cuenta de Facebook que teme que al amanecer se confirme que hay muertos y personas heridas “como resultado de los probables deslizamientos de tierra provocados por las lluvias persistentes”.

“Me han rescatado”, precisó el primer ministro, antes de avisar de que se encontraba “a merced del huracán. La casa se está inundando”.

“Hasta ahora hemos perdido todo lo que el dinero puede comprar y reemplazar”, dijo en su mensaje.

Los “vientos han barrido los techos de casi todas las personas con las que he hablado o que me han contactado. El techo de mi propia residencia oficial fue uno de los primeros en salir volando y esto aparentemente provocó una avalancha de techos en la ciudad y en el campo”, dijo Skerrit.

El mandatario de Dominica agregó que no se siente realmente preocupado por los daños físicos ocasionados por el huracán, sino que su prioridad era “rescatar a los atrapados y asegurar la asistencia médica para los heridos” por este fenómeno que calificó de “alucinante” y “duro, duro, duro”.

“Necesitaremos ayuda, (…) necesitaremos ayuda de todo tipo. Es demasiado pronto para hablar de la situación de los puertos marítimos, pero sospecho que no estarán operativos durante unos días”, vaticinó.

“Por ello, quiero solicitar el apoyo de las naciones y organizaciones amigas con servicios de helicópteros, ya que personalmente estoy deseando ver y determinar qué es lo que se necesita”, añade en otro momento del mensaje.

El primer ministro ordenó el desalojo de las zonas próximas al mar susceptibles de inundarse y no descartó imponer el toque de queda en la isla “en caso de ser necesario”.

A lo largo de la jornada los ciudadanos de Dominica habían invadido los supermercados donde muchos bienes de primera necesidad estaban ya agotados; mientras que los aeropuertos y puertos están cerrados.

En cuanto a Martinica, medios de la región indican que tras el paso del huracán María por este territorio francés está previsto que comiencen las operaciones de reconocimiento en las próximas horas.

El paso del ciclón por Martinica, según la poca información disponible, habría dejado al menos 50.000 hogares sin servicio de electricidad y 10.000 sin suministro de agua.

Las noticias que llegan de Guadalupe, también territorio francés, indican que las fuertes lluvias y vientos causaron graves inundaciones, la caída de árboles generalizada y daños en infraestructuras, aunque también habrá que esperar para conocer con detalle las consecuencias del impacto.

El ciclón no golpeó con tanta fuerza, según detallan medios locales, a islas caribeñas de San Cristóbal y Nieves, aunque lo único que se conocen son unas declaraciones de su ministro de Relaciones Exteriores, Mark Brantley, quien aseguró que ese pequeño territorio caribeño ha sufrido una experiencia traumática, pero sin dar más detalles de los daños.

El huracán María amenaza en su camino hacia el oeste a Montserrat, un territorio de ultramar británico, donde las autoridades locales han pedido a la población que se tomen las medidas de seguridad máximas.

La información preliminar no da cuenta de posibles muertes y habrá que esperar para disponer de un mejor balance de los primeros daños ocasionados por el huracán María en la región.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »