Mundo

Dos naufragios elevan a 4.220 los muertos en el Mediterráneo

3 de noviembre de 2016 – Roma – Agencias.

El Mediterráneo sigue siendo un escenario humano dramático, incluso con las bajas temperaturas del otoño. Al menos 239 migrantes permanecen desaparecidos en el Canal de Sicilia, en el Mediterráneo central. Esto habría ocurrido a raíz de dos naufragios muy cerca de las costas de Libia, tal como informó ayer Carlotta Sami, portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) a través de Twitter. Entre los desaparecidos habría seis menores.

Varios inmigrantes, que han caído al agua, son rescatados por sus compañeros y por miembros de Cruz Roja cerca de Malta.

Varios inmigrantes, que han caído al agua, son rescatados por sus compañeros y por miembros de Cruz Roja cerca de Malta.

Según asegura la propia Sami, el testimonio de dos supervivientes, que actualmente se encuentran en la isla de Lampedusa, permitió conocer lo ocurrido. La desaparición de otros 239 inmigrantes eleva a 4.220 los muertos en el Mediterráneo. Leonard Doyle, portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones, denunció que «en lo que va de 2016 se han perdido 4.420 vidas en el Mediterráneo». En la madrugada entre el miércoles y el jueves, un total de 29 migrantes lograron salvarse y llegar a la isla siciliana. Dos de ellos, al encontrarse en estado grave, tuvieron que ser transportados en helicóptero a un hospital de Palermo.

A última hora de la jornada de ayer, la Guardia Costera italiana –cuya Central Operativa coordina todos los rescates realizados en el Mediterráneo central, que conecta Libia con Italia– informaba de que habían sido rescatadas 766 personas en el Canal de Sicilia, frente a las costas de Libia, en siete operaciones diferentes de salvamento. Las Fuerzas Armadas transalpinas informaron también de la dificultad logística de las operaciones, originadas principalmente por el mal tiempo en alta mar. Entre los rescatados, también apareció el cuerpo sin vida de una mujer. Los migrantes, que se encontraban en cinco lanchas neumáticas, un pequeño barco y un velero, fueron rescatados por la Guardia Costera italiana y la Guardia Civil española gracias a la participación de la embarcación «Río Segura». También participaron otros entes transnacionales como las ONG MOAS, Save The Children y Jugend Rettet. Amnistía Internacional acaba de publicar un informe en el que acusa a la Policía italiana, a través de 176 testimonios, de haber pegado y torturado a los migrantes y refugiados llegados en Italia en los últimos 12 meses, con el objetivo de obligarles a proceder con los controles mediante las huellas digitales. Djoka, un menor sudanés de 16 años, asegura que fue sometido incluso a técnicas de electroshock: «Me han trasmitido la electricidad a través de un palo, muchas veces. Me encontraba sin fuerzas y no pude oponer resistencia», declaró a la revista «Internazionale». Pero para Bruselas no hay constancia de que en estos centros se hayan cometido violanciones de los derechos humanos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »