Mundo

Dunblane, 20 años de la masacre más sangrienta del Reino Unido

Londres – Agencias.

Dunblane recuerda este domingo el vigésimo aniversario de la masacre que sacudió a esta localidad escocesa, la más sangrienta del Reino Unido, en la que 16 escolares y su maestra fueron asesinados en un tiroteo en una escuela. La tragedia, que provocó una gran conmoción, ocurrió en la mañana del 13 de marzo de 1996 en la escuela de Dunblane, a la que asistía entonces el tenista Andy Murray, quien logró sobrevivir al tiroteo perpetrado por el británico Thomas Hamilton. La masacre llevó al entonces Gobierno del conservador John Major a tomar medidas para prohibir la posesión de armas de particulares.

Murray es un superviviente de la masacre. Reuters.

Murray es un superviviente de la masacre. Reuters.

A pesar de que no hay ningún acto oficial programado, los vecinos de la ciudad recordarán el momento en el que Hamilton, de 43 años, entró en el gimnasio de la Escuela de Educación Primaria de Dunblane y acabó con la vida de dieciséis alumnos -de entre 5 y 6 años- y una profesora, antes de suicidarse con su propia arma. A las 9.35 de la mañana, el asesino que vivía en Stirling -a nueve kilómetros de Dunblane- accedió al centro cargado de dos pistolas de nueve milímetros y dos revólveres y, entre tres y cuatro minutos, cometió la masacre que dejó además quince heridos. Dos décadas antes de esa fatal tragedia, Hamilton había sido expulsado de la Asociación Scout británica por “conducta impropia” con algunos menores y señaló, en las cartas que envió a los medios de comunicación un día antes de la masacre, que las insinuaciones que la organización hacía sobre él dañaban su imagen. Años después, el propio Andy Murray, natural de Dunblane, reconoció en su biografía “Hitting Back” (2008) que durante su infancia acudía a la reuniones de Boys Scout que dirigía Hamilton, a quien incluso llevó en el coche familiar. “Es raro pensar que hay un asesino en tu coche sentado al lado de tu madre. Averiguar que él formaba parte del club fue algo que mi cerebro no podía asimilar. Yo podría haber sido uno de esos niños”, plasmó en el libro el segundo tenista del mundo.

El jugador escocés salió ileso del ataque de Hamilton, ya que se escondió junto con su hermano debajo de la mesa del despacho del jefe de estudios tras escuchar los primeros disparos. Avalado por un informe oficial de la tragedia, el gabinete de John Major prohibió a principios de 1997 -antes de que llegase al poder el laborista Tony Blair- tener armas de fuego en casa, a excepción de las de calibre 22. Tras las elecciones generales en mayo de 1997, el nuevo Gobierno de Blair actualizó la ley aprobada por los conservadores e incluyó también la prohibición de poseer armas de calibre 22.

En un reciente documental que la cadena de televisión británica BBC emitió para conmemorar la masacre, los supervivientes remarcaron la necesidad de recordar lo sucedido. El que fuera director del colegio en el momento de la matanza, Ron Taylor, afirmó que “hay que marcar” este “importante aniversario” en los calendarios para poder “ayudar y dar apoyo” a los que lograron sobrevivir. Una de las alumnas que se encontraba en el gimnasio el trágico 13 de marzo, Amy Hutchinson, se niega a cubrirse las marcas de bala que tiene en su pierna porque forman parte de lo que le sucedió. “Aquí están mis cicatrices, están en mi cuerpo y forman parte de mi historia. No voy a esconderlas porque no siento vergüenza de ellas”, subrayó. “Esto no ha desaparecido de nuestra mente. Todavía estamos intentando seguir adelante con nuestra vida”, apuntó Alison Ross, hermana de una de las víctimas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »