Mundo

Duro golpe al entorno del buscado capo de «Cosa Nostra», Messina Denaro

3 de Agosto de 2015 – Roma – Agencias.

La Policía italiana asestó hoy un duro golpe al entorno del capo Matteo Messina Denaro con la detención de once personas presuntamente ligadas al considerado jefe de jefes de la mafia siciliana “Cosa Nostra”, buscado desde hace más de 20 años. Así lo confirmaron hoy las autoridades policiales, que explicaron que las detenciones se han llevado a cabo en las provincias de Palermo y Trapani de la isla de Sicilia.

Se trata de una operación muy relevante pues ha logrado arrestar a once personas “vinculadas bien por parentesco o bien por amistad” con el considerado jefe de “Cosa Nostra” tras la detención de Bernando Provenzano, en abril de 2006.

“Son sujetos que pertenecen activamente a ‘Cosa Nostra’ y que además se ocupaban de la comunicación de Messina Denaro. No son solo colaboradores, sino que son exponentes de primer orden de la mafia siciliana y además hacían de mensajeros”, afirmó el fiscal de Palermo Francesco Lo Voi, en rueda de prensa.

Un carabinieri en una imagen de archivo. Reuters.

Un carabinieri en una imagen de archivo. Reuters.

Messina Denaro es uno de los hombres más buscados de Italia desde que la Policía perdiera su pista en 1993.

A sus espaldas acumula decenas de homicidios e incluso llegó a jactarse en alguna ocasión de que “con las personas” que había asesinado “se podría abrir un cementerio”, según las informaciones locales.

Pero Messina Denaro ha sabido ocultarse de la Policía gracias a una amplia red de contactos y testaferros.

“A pesar de que el territorio está sumamente vigilado desde hace años, no hemos logrado dar con el fugitivo. Esto solo puede significar una cosa, que goza de protección de alto nivel”, consideró la fiscal adjunta de Palermo, Teresa Principato.

Sea como fuere, la Policía italiana cree que está “próxima a la fase final”, es decir, a la detención del llamado “capo de los capos”, el más influyente de los clanes sicilianos.

De momento, han sido detenidas estas once personas que presuntamente transmitían mensajes de Messina Denaro a distintos destinatarios.

Lo hacían mediante “pequeños trozos de papel”, conocidos como “pizzini”, que eran “enterrados bajo tierra” y recogidos solo cuando recibían la orden, una práctica que ya utilizaba el anterior capo Provenzano, según los investigadores.

“Los mensajes no eran nunca recogidos por las mismas personas ni en los mismos periodos de tiempo, aunque siempre eran personas muy cercanas a Messina Denaro. Utilizaban un circuito muy complejo de comunicación que nos ha dificultado la labor”, reconoció Principato.

Una vez que llegaban a sus destinatarios, “los mensajes debían ser leídos y destruidos de inmediato”, agregó.

La operación, según la Policía italiana, “demuestra que la Cosa Nostra todavía ejerce un férreo control” en territorio siciliano, pero también que las investigaciones van por “buen camino” pues el cerco en torno al capo es cada vez más estrecho, tal y como señaló Lo Voi.

La operación se ha desarrollado bajo coordinación de la Fiscalía Antimafia de Palermo y ha contado con la intervención de la Policía de Palermo y de Trapani, el Servicio Central Operativo de la Policía de Estado y el cuerpo especial de los Carabineros del ROS.

Además de la detención de estos presuntos mafiosos, la Policía ha incautado una suma cercana a los “1.000 millones de euros”.

Tras conocer la noticia, el primer ministro, Matteo Renzi, aplaudió la labor realizada por “los investigadores, las fuerzas del orden y los representantes del Estado” italiano por “el golpe que han dado” a “Cosa Nostra”.

“Gracias en nombre del Gobierno. Y adelante con la labor para lograr finalmente capturar también al jefe fugitivo. Italia está unida contra la criminalidad organizada”, escribió Renzi en su perfil oficial de Facebook.

En la misma línea se mostró el ministro del Interior, Angelino Alfano, que destacó en Twitter: “El Estado vence, la mafia pierde”.

No es la primera vez que las autoridades italianas detienen a personas cercanas a este jefe mafioso que adoptó el sobrenombre “Diabolik”, de su admirado personaje de cómic italiano.

Ya el pasado noviembre, la Policía arrestó a 16 personas entre las que destaca Girolamo Bellomo, de 37 años, casado con la sobrina de Messina Denaro, Lorenza Guttadauro, al que se seguía la pista desde hace años al considerarle el “embajador” del clan para las actividades ilegales.

Según las investigaciones, Bellomo, un empresario sin antecedentes penales, se ocupaba de “hacer llegar a las arcas de la familia lo necesario para seguir la protección de Messina Denaro, así como para el sustento del resto de los miembros del clan”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »