Mundo

El auto de aire

Tras probar suerte con “el auto más barato del mundo”, la compañía india Tata Motors está desarrollando un prototipo de vehículo alimentado por aire comprimido con vistas a comercializarlo en las atestadas vías de la India.

“La tecnología es muy nueva y probablemente llevará un par de años tener a punto un resultado operativo. Pero por ahora no hay ningún plan oficial de lanzamiento”, afirmó a Efe un responsable de comunicación de Tata Motors, Arthur Serrao.

Las pruebas actuales, según la propia Tata, se basan en “completar los procesos técnicos necesarios para industrializar un producto listo para el mercado en los próximos años”, a partir de una licencia de la compañía luxemburguesa MDI.

La compañía india conceptualizó los tests a finales del año 2011 y dio noticia de su existencia en el mes de mayo, cuando reveló que el motor había sido probado con éxito en dos vehículos y aseguró que su desarrollo entraba en una nueva fase junto a MDI.

MDI se ha caracterizado por el desarrollo de motores de aire comprimido como el que guía su AirPod, un pequeño vehículo de llamativas ventanas redondas que alcanza velocidades de hasta 70 kilómetros hora.

“Con su pequeño tamaño, precio bajo, contaminación cero, su diseño divertido y futurista, el AirPod es un punto de inflexión en el diseño de vehículos urbanos y renueva la idea del vehículo y el transporte. Puedes conducirlo con un mando”, cuenta la compañía.

Con el referente del AirPod, distintos medios indios y especializados llevan meses especulando sobre las posibles características del modelo Tata, aunque desde la compañía se desligan de cualquier similitud con el producto de MDI.

“Tata, obviamente, no es responsable del famoso AirPod. Lo que haremos será combinar la tecnología MDI con nuestros propios vehículos. El resultado puede tardar meses o años”, explicó Serrao.

La prensa india bautizó hasta ahora el proyecto como Tata Mini-Cat y precisó que el auto tendría que realizar las recargas en establecimientos equipados con tanques especiales de aire comprimido o con un generador propio de uso casero.

Los más críticos con esta tecnología todavía en prueba han señalado que los vehículos propulsados con aire comprimido son mucho menos eficientes que los eléctricos, porque los motores requieren demasiada energía para comprimir el aire.

Pero el bajo coste de recarga que supone el aire comprimido es un poderoso aliciente para un mercado como el indio, donde cientos de millones de personas carecen de ingresos suficientes como para pensar en adquirir un auto y asumir sus gastos de mantenimiento.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »