Mundo

El bruxismo

El bruxismo se define como una actividad anormal y parafuncional (sin fin concreto) de los músculos de la masticación que se realiza de forma inconsciente.

Las personas con bruxismo (que pueden ser tanto niños como adultos), mantienen los dientes en contacto durante un periodo largo de tiempo y con una fuerza que, en ocasiones, llega a alcanzar el 60% de la máxima que se puede ejercer en la masticación normal, lo que ocasiona problemas en los dientes, articulaciones y músculos de la boca.

Son diversos los factores asociados con la aparición de bruxismo siendo los más importantes el estrés, la ansiedad y la posición durante el sueño.

Debido a que el bruxismo, muchas veces, ocurre cuando se está dormido, existen personas que no se dan cuenta que lo padecen hasta que observan:

En los dientes:

– Abraciones: Desgastes dentarios a nivel de los cuellos de los dientes en forma de hachazos.

– Desgastes oclusales: La superficie oclusal (la que usamos para masticar y triturar los alimentos) se aplana o incluso aparecen depresiones y hundimientos.
– Fracturas dentarias

En las encías:

– Éstas se debilitan y, al cabo del tiempo, se presentan inflamación e incluso movilidad en los dientes.

Igualmente, surgen síntomas como dolores de cabeza, dolores de cuello y espalda, dolor o fatiga en la articulación de la mandíbula.

Remedios populares

Remedio para el bruxismo 1: Masticar una manzana, coliflor o zanahorias crudas antes de ir a dormir. Esto puede ayudar a calmar la mandíbula sobreactiva, lo cual es particularmente útil para los niños.

Remedio para el bruxismo 2: Aplicar calor a las mandíbulas. Doblar una toallita facial, mojarla en agua caliente, retorcerla y aplicar en ambos lados de la cara. El calor relajará los músculos tensores de la mandíbula.

Recomendaciones

– Colocar un protector bucal o férula para eliminar el hábito reflejo producido en el cerebro. Este es un aparato de resina rígida o acrílica dura termopolimerizable, que se puede quitar y poner a voluntad, diseñado de tal manera que, mientras se lleva puesta, evita que los dientes entren en contacto entre sí, disminuyendo los desgastes o el rechinamiento.

– Practicar técnicas de relajación para descargar la tensión de otra forma.
Otros consejos para disminuir el estrés que puede causar el bruxismo son:

– Reducir cafeína y carbohidratos refinados como dulces, pastas y pastelería, lo cual ayudará a mejorar su nutrición general.

– Consumir alimentos ricos en calcio, ya que este mineral resulta eficaz en el tratamiento de los movimientos musculares involuntarios.

– Darse baños calientes.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »