Mundo

El Canal de Sicilia se traga a otros 50 inmigrantes

12 de Agosto de 2015 – Roma – Agencias.

El Ministerio del Interior italiano actualiza y difunde sus datos en relación a las migraciones hacia su territorio a través del Canal de Sicilia. Desde comienzos de este año hasta el lunes han llegado a Italia 100.800 migrantes. En los últimos siete días, Italia ha rescatado a 5.450 personas a la deriva en el Mediterráneo central. A lo largo de estos días, ha habido dos rescates más por parte de las Fuerzas Armadas transalpinas: el primero, de 119 personas, y el segundo, de otras 52; realizados por la Marina Militar y la Guardia Costera italiana en coordinación con la Central Operativa de Roma.

Reuters

Reuters

El salvamento de las 52 personas, ocurrido a 40 millas de Libia, ha sido una buena noticia, salvo porque también otras tantas han fallecido. Aunque el helicóptero del buque Mimbelli de la Armada avisara rápidamente y el barco «Fenice» de la Guardia Costera llegara enseguida, la desafortunada lancha neumática no aguantó y con ella se hundieron, según relatan los supervivientes, alrededor de 50 personas. El esfuerzo de los marinos permitió aun así, en aguas internacionales, el salvamento de la mitad de los embarcados. Al lado del buque «Mimbelli», que ha permanecido en la zona en busca de desaparecidos, el helicóptero del buque militar «Orione» ha podido salvar a dos migrantes agarrados a un barril. Los supervivientes ya han pisado el suelo de la isla de Lampedusa. Estas últimas muertes se suman a los 200 fallecidos del pasado 5 de agosto y los 2.000 que, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han muerto en el mar en 2015. Pero esto no desmerece en absoluto un esfuerzo humanitario donde, por cada vida perdida –y registrada– en el Canal de Sicilia, hay otras 50 salvadas por las Fuerzas Armadas italianas ante las costas de Libia. Mientras tanto, en la isla de Kos (Grecia), tal como él mismo pidió al Ejecutivo de Tsipras, el alcalde de la localidad asistirá a la llegada de un contingente de antidisturbios de la Policía de Estado griega (ELAS) y de doce agentes de inmigración (uno de ellos con conocimientos de árabe) para ayudar a las autoridades locales a afrontar las tensiones presentes desde hace un par de días entre agentes y migrantes. Actualmente, hay 7.000 personas en la isla. «A falta de instalaciones, la mayoría ha instalado tiendas en plazas y parques públicos de la ciudad, o están durmiendo en los alrededores de la comisaría de Policía. Todos ellos llevan sin tener acceso a duchas desde que llegaron», explica Médicos Sin Fronteras (MSF). Según los testimonios de los propios migrantes, el precio por cruzar desde Turquía a alguna de las pequeñas islas griegas rondaría los 1.000 euros por persona. En Libia, los traficantes piden entre 1.200 y 1.800 dólares. Para disfrutar del «lujo» de un chaleco salvavidas, el precio varía entre los 25 y los 50 euros. Brice de la Vingne, director de operaciones de MSF, aclara: «Han pasado 8 meses desde el primer llamamiento de MSF. Grecia y la UE no han hecho nada en las islas del Dodecaneso».

Crimen en Ikea

UN ERITREO AL QUE SE LE NEGÓ EL ASILO

Las autoridades suecas revelaron ayer que el principal sospechoso del ataque con cuchillo en Ikea es un eritreo que iba a ser deportado después de que se le hubiera denegado el permiso de residencia. La Agencia de Migración confirmó que el sospechoso, de 35 años, había estado en el centro antes del ataque del lunes.La portavoz de la Agencia, Johanna Mahlen, aseguró que las autoridades habían negado por segunda vez el asilo. El sospechoso llegó a Suecia en 2013.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »