Latinoamérica Hoy

El comportamiento de la hinchada colombiana en Rusia avergüenza al país

Aficionados colombianos en el Mundial de Rusia.

La Cancillería lamenta los videos en los que aficionados introducen alcohol al estadio o se burlan de mujeres japonesas

20 de junio de 2018 – Bogotá – Agencias.

Al dolor de la derrota se sumó el de la vergüenza. Los colombianos apenas comenzaban a encajar este martes el golpe que Japón le asestó a su venerada selección de fútbol, al derrotarla 2-1 en el esperado estreno de la tricolor en la Copa del Mundo de Rusia, cuando videos que exhiben la vulgaridad de algunos aficionados en los estadios mundialistas comenzaron a inundar las redes sociales. En un país muy sensible a su imagen internacional, que ha sufrido el estigma del narcotráfico en diversas manifestaciones, las imágenes que acompañaron la sorpresiva caída provocaron reflexiones sobre asuntos ajenos a lo deportivo.

En numerosos videos, aficionados colombianos se aprovechan de la cordialidad de los nipones, a quienes se les dificulta la pronunciación en español, para inducirlos a repetir vulgaridades. Pero uno en especial ha despertado indignación. En las imágenes, aparentemente en las inmediaciones del estadio de Saransk, un hombre con la camiseta amarilla de Colombia y gafas oscuras se graba simulando enseñarle español a dos sonrientes hinchas japonesas. Primero les pide que repitan el marcador del partido y después las denigra al ponerlas a repetir groserías.

Ese tipo de comportamiento “no solo degrada a la mujer, insulta a otras culturas, nuestro idioma y a nuestro país. Inaudito maltratar a una mujer aprovechándose de las barreras idiomáticas”, manifestó la Cancillería colombiana en sus redes sociales. “Invitamos a los connacionales que portan la camiseta tricolor y que representan a miles de colombianos en el Mundial de Rusia a fomentar el respeto y el buen trato. Rechazamos los malos comportamientos; no representan nuestra cultura, nuestro idioma y nuestra raza”.

Para empeorar el ánimo nacional, otros videos y audios mostraron a colombianos burlando las normas de seguridad de los estadios rusos, que prohíben la venta de botellas de alcohol, para introducir aguardiente oculto en unos binoculares.

“Venir a Rusia a apoyar a nuestra selección es un gesto que agradecemos infinitamente. Pero si hicieron ese esfuerzo, háganlo respetando a las mujeres, a los contrincantes y a las leyes del país anfitrión”, declaró por su parte Ramón Jesurun, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

Un día después de que los colombianos vieran los vídeos de sus compatriotas, han llegado las primeras consecuencias. Avianca, principal aerolínea del país, ha informado en un comunicado que ha despedido a un hombre que hacía parte del grupo que introdujo alcohol en el estadio de manera ilegal. “Rechazamos toda actuación que vaya en contravía de nuestros principios y valores. Esta es la acción puntual de Avianca Holdings con relación al comportamiento del empleado que violó la normatividad”.

Por otra parte, el colombiano que denigró a dos mujeres japonesas se ha disculpado en una entrevista con la radio local W Radio. “Me dejé llevar por mis sentimientos, acababa de salir del partido”, ha asegurado. El hincha reconoce que sus actos no están justificados, aunque al mismo tiempo ha afirmado que “hay cosas más delicadas en Colombia como para darle a este suceso tanta trascendencia”.

Las autoridades colombianas y rusas ya han intercambiado información, y acordaron cancelar a los dos involucrados sus Fan ID, el documento de identidad durante el torneo, informó la delegación de la policía colombiana en Rusia. Sin esa identificación ya no podrán ingresar a los estadios, y todavía pueden enfrentar multas y otras sanciones.

La malicia

En Colombia suele ser tolerado un alto grado de “malicia” mal entendida, pero en años recientes ha crecido la idea de que una sociedad solo avanza cuando se cumplen las reglas y se combate la ilegalidad. En lugar de celebrar esos actos de “picardía”, en las redes sociales se generó este martes una oleada de rechazo con tendencias como #NosHacenQuedarMal. Por contraste, muchos colombianos compartieron las imágenes de hinchas japoneses que se quedaron en el estadio ayudando a recoger la basura, un gesto por el que la afición nipona ya se ha hecho célebre en varios escenarios del mundo. Muchos asocian ese acto no solo con la idiosincrasia, también con el alto grado de desarrollo del país asiático. Todo sea dicho, aficionados con la camiseta amarilla también ayudaron a limpiar el Mordovia Arena.

Sobre el césped, Colombia se convirtió este martes en la primera selección sudamericana que pierde con una asiática en un Mundial de fútbol. Pero su estadística deportiva no fue lo único desafortunado en su serie de enfrentamientos con equipos de ese continente en el último año. La FIFA sancionó al volante Edwin Cardona por llevarse las manos a los ojos en un gesto racista durante un amistoso frente a la selección de Corea en noviembre. Ese episodio bien pudo haber sido el factor determinante para que terminara excluido a última hora de la lista de convocados al Mundial de Rusia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »