Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

El Consejo de Seguridad acuerda que la ONU supervise las evacuaciones de Alepo

19 de diciembre de 2016 – EFE.

El Consejo de Seguridad de la ONU acordó hoy que observadores de Naciones Unidas supervisen la evacuación de civiles y combatientes opositores de la ciudad siria de Alepo.

Por unanimidad, los quince países aprobaron una resolución de compromiso negociada este domingo, después de que Rusia amenazara con vetar el texto original impulsado por Francia.

Según el documento adoptado hoy, personal humanitario de la ONU que ya se encuentra sobre el terreno se encargará de vigilar el proceso de evacuación de Alepo oriental con el fin de garantizar la protección de esas personas y evitar posibles abusos.

Un grupo de evacuados de la zona rebelde de Alepo Reuters.

Un grupo de evacuados de la zona rebelde de Alepo
Reuters.

La resolución, la 2328, destaca la importancia de “asegurar el paso voluntario, seguro y digno de todos los civiles desde los distritos orientales de Alepo u otras zonas al destino que elijan, bajo la supervisión y la coordinación de las Naciones Unidas y otras instituciones pertinentes”.

Para ello, encarga al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que adopte “medidas urgentes” para poner en marcha la supervisión de las evacuaciones, “en consulta con las partes interesadas”.

Esa consulta con las partes resultaba fundamental para Rusia, que defendía que cualquier iniciativa en este ámbito necesita ser coordinada con el régimen sirio.

El embajador francés ante la ONU, François Delattre, aseguró hoy que la resolución sienta la base “para evitar nuevas atrocidades masivas en Alepo oriental”.

Según Delattre, Naciones Unidas está preparada para comenzar a implementar la resolución sin retraso.

Se reanuda la evacuación en el este de Alepo

La evacuación de las personas asediadas en el este de la ciudad siria de Alepo (norte) se reanudó hoy, de donde ya han salido en las últimas horas unas 4.500 personas, mientras se lleva a cabo una operación similar en los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, la operación se retomó la pasada madrugada para facilitar la salida de enfermos, heridos, civiles y combatientes opositores de los distritos sitiados de la mitad oriental de Alepo en dirección al área de Al Rashidín, al oeste de la urbe.

Mientras, unas 500 personas han llegado a bordo de decenas de autobuses a zonas bajo el control de las autoridades sirias en Alepo procedentes de Fua y Kefraya, en la vecina provincia de Idleb y rodeadas por el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda) y otras facciones.

La televisión oficial siria ha informado de que unos 51 autobuses con “terroristas” y sus familias han salido del este de Alepo y han llegado a Al Rashidín, mientras que decenas de vehículos, provenientes de Fua y Kefraya, se encuentran ya en zonas bajo el dominio de las fuerzas gubernamentales en la ciudad.

La cadena mostró imágenes en directo de autobuses que habían abandonado el este de Alepo a su paso por el corredor de Al Ramusa, en el sur, que conecta los barrios con presencia de rebeldes con los que están en poder de las autoridades.

Estas operaciones de evacuación han sido posibles gracias al acuerdo alcanzado entre Turquía, aliada de los rebeldes, e Irán y Rusia, que respaldan al Gobierno de Damasco, apuntó el Observatorio.

La evacuación en Alepo se inició el jueves pero fue suspendida el viernes en medio de las acusaciones entre las partes.

Hace dos días, se alcanzó un nuevo pacto que incluía el traslado de personas de Fua y Kefraya, a cambio de la reanudación del proceso en Alepo, una reivindicación que desde el principio había hecho Irán.

Ayer iba a reanudarse la operación, pero volvió a quedar paralizada tras la quema de autobuses destinados a evacuar a personas de Fua y Kefraya por parte de la facción radical Yund al Aqsa, vinculada al Frente de la Conquista del Levante, según acusaciones de un conductor de los vehículos.

Hasta el momento en que se suspendió la evacuación el viernes, unas 8.500 personas habían abandonado la zona asediada del este de Alepo, de acuerdo con datos del Observatorio.

Un médico que permanecía en esa área señaló a Efe hace dos días que todavía permanecían unas 50.000 personas en los cuatro barrios, que están cercados por el ejército sirio y donde hay presencia insurgente.

Quema de autobuses

La evacuación de los civiles y milicianos de los barrios rebeldes del este de Alepo se interrumpió ayer después de la quema de autobuses que iban a retirar civiles de dos localidades chiíes, informó a Efe el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahmán.

El director de la ONG añadió que el régimen sirio e Irán exigen garantías para la seguridad en la evacuación de los civiles de las localidades de mayoría chií Fua y Kefraya como condición para retomar la operación de salida de Alepo.

Varios autobuses que se dirigían a evacuar a enfermos y heridos de las localidades chiíes de Fua y Kefraya, asediadas por los rebeldes, han sido atacados e incendiados este domingo, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos y la televisión estatal.

Algunos de los autobuses, así como vehículos de la Media Luna Roja Siria, han conseguido llegar hasta la entrada de las dos localidades. Según el Observatorio, en total habrían sido incendiados seis vehículos mientras que otros cinco habían conseguido llegar a su destino.

Por el momento, se desconoce quién está detrás del ataque, pero la televisión estatal ha apuntado a “terroristas armados”, si bien Damasco usa el término para referirse tanto a los rebeldes como a organizaciones terroristas como Estado Islámico o el antiguo Frente al Nusra. Precisamente, este último al igual que la organización yihadista Jund al Aqsa operan en la zona, según expertos.

Oficiales rebeldes han señalado que una multitud enfurecida de personas, posiblemente junto a fuerzas pro-gubernamentales, llevó a cabo el ataque. Un residente en la zona ha señalado a Reuters que el ataque no es obra del Frente al Nusra, que había estado bloqueando en los últimos días la evacuación.

En las redes sociales han circulado varios vídeos e imágenes de casi una decena de autobuses verdes en llamas.

Según el Observatorio, algunos autobuses y ambulancias han conseguido entrar en Fua y Kefraya. Fuentes dentro de las mismas han confirmado que los residentes llevan congregados desde esta mañana preparando la evacuación, que incluirá a pacientes que no pueden ser tratados así como a huérfanos y al resto de miembros de las familias que ya fueron evacuadas previamente de ambas.

Los rebeldes han llegado en las últimas horas a un acuerdo con las fuerzas progubernamentales en virtud del cual 2.500 personas saldrán de Alepo este a cambio de otras 2.500 de Fua y Kefraya, en dos tandas.

Además, en una etapa posterior, otras 1.500 abandonarían las localidades de Madaya y Zabadani, asediadas por las fuerzas que apoyan a Bashar al Assad, a cambio de la salida de otros tantos de Fua y Kefraya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *