Mundo

El Ejército iraquí encuentra una fosa común con más de un centenar de civiles decapitados

8 de noviembre de 2016 – Ep.

Militantes del Estado Islámico (EI) han secuestrado a 295 exmiembros de las fuerzas de seguridad iraquíes y han obligado a 1.500 familias de la ciudad de Hamman al Alil ha retirarse junto a ellos al aeropuerto de Mosul, dijo hoy la ONU.

Los exmilitares, cuyo paradero se desconoce, fueron secuestrados en dos acciones distintas, explicó Ravina Shamdasani, portavoz de la Oficina del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en una rueda de prensa.

Restos humanos en una fosa común con más de 100 cadáveres descubierta en Hamman al Alil, al sur de Mosul EFE.

Restos humanos en una fosa común con más de 100 cadáveres descubierta en Hamman al Alil, al sur de Mosul
EFE.

Entre el 1 y el 4 de noviembre fueron raptados 195 soldados de varios lugares de los alrededores de Mosul y unos días más tarde se produjeron otros 100 secuestros en una área a 20 kilómetros de la ciudad, dijo la portavoz.

En paralelo, los militantes del EI forzaron a 1.500 familias de Hamman al Alil a retirarse con ellos de la urbe y establecerse en el aeropuerto de Mosul.

“Las personas secuestradas o desplazadas forzosamente parece que son usados como escudos humanos o, dependiendo de su afiliación, asesinados”, explicitó la portavoz, sin dar más detalles al respecto, informa Efe.

Por otra parte, Shamdasani dijo que habían obtenido información respecto al secuestro, la semana pasada, de 30 jeques en la provincia de Sinyar, y que otras fuentes habían indicado que 18 de ellos habían sido asesinados, una denuncia que no ha podido se verificada.

La portavoz explicó que han recibido varias otras denuncias de secuestros, asesinatos y descubrimientos de fosas comunes, pero que no han podido verificar la veracidad de las mismas.

Por otra parte, las fuerzas de seguridad de Irak han localizado los cuerpos decapitados de un centenar de civiles en uno de los edificios de la localidad de Hammam al Alil, arrebatada el sábado al grupo yihadista Estado Islámico.

La Oficina de Prensa de la Guerra de Irak ha detallado que los cuerpos han sido hallados en la Facultad de Agricultura, agregando que las autoridades han abierto una investigación, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.

El comité de Derechos Humanos del Parlamento de Irak cifró a finales de octubre en 232 el número de civiles ejecutados por el grupo en el área del sur de Mosul, detallando que 190 habían sido llevadas a cabo en Hammam al Alil.

Previamente, el portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Rupert Colville, denunció que los milicianos de Estado Islámico habían matado a decenas de personas en la zona de Mosul durante la semana anterior.

Asimismo, Naciones Unidas denunció a finales de octubre que Estado Islámico está intentando desplazar a los 25.000 habitantes de Hamman al Alil para usarlos como escudos humanos y protección contra los bombardeos aéreos y de artillería.

La localidad, situada a 15 kilómetros al sur de Mosul, contaba con una población anterior de 65.000 habitantes.

La toma de Hammam al Alil se enmarca en la ofensiva anunciada el 17 de octubre por el primer ministro, Haider al Abadi, contra Mosul. El grupo yihadista controla la ciudad desde verano de 2014 y la ha convertido en la capital iraquí de su proclamado califato, informa EP.

Con cerca de dos millones de personas antes de que comenzaran los enfrentamientos, la ciudad constituye una zona de vital importancia para los milicianos en Irak. No obstante, el Gobierno teme que el asalto a la urbe provoque un éxodo masivo de civiles.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »