La nación

El equipo de Romney está luchando por conectarse con los latinos de Nevada

LAS VEGAS — Conduzca unas cuantas millas al noreste del corazón de Las Vegas Strip y llegará a la zona latina de Sin City. Esta es un área de Vegas que la mayoría de visitantes no ve —tiendas, lavanderías y patios de juegos. Y ahora, en medio de un grupo de tiendas y un centro comercial de los suburbios: una oficina de campaña del Equipo de Romney.

Me detuve a ver la operación. Unas cuantas personas estaban arremolinándose. Los miembros del equipo eran corteses, pero necesitaban permiso para hablar conmigo; lo cual es procedimiento estándar de una campaña política. Sugirieron que regrese al día siguiente.

Me fui y pasé algo de tiempo en el vecindario. No encontré a nadie que conociese la nueva oficina de campaña de Romney.

“Me sorprende que la abran justo ahora”, dijo Blanca Gamez. “La campaña está a punto de terminar en menos de un mes y ahora están en tal desesperada necesidad de abrir una oficina. Me parece ridículo”.

Una encuesta días antes en este mismo mes refleja esta actitud: 78 por ciento de los latinos de Nevada están a favor de Obama, mientras que el 17 por ciento prefieren a Romney. En general, el estado tiene a un 27 por ciento de latinos según la Oficina del Censo de los EE.UU.

Los latinos suman el 17 por ciento de los votantes elegibles de Nevada. Fernando Romero, un miembro del comité con el grupo local de Hispanos en Política, la organización política más antigua del estado, dijo que los latinos favorecen mayormente a Obama, en gran parte, debido a toda la retórica anti-inmigrantes de los candidatos republicanos durante los debates de las elecciones primarias.

“Todos y cada uno de ellos tocaron el tema de la inmigración y fue duro, fue cruel”, dijo. “¿Cómo puede eso no energizar a una comunidad?”

Romero dijo que era admirable que la campaña de Romney estuviera abriendo ahora una oficina en el corazón de lo que él llama el barrio. Pero dice que Romney no se conectará con los latinos hasta que él y sus asesores realmente vengan a hablar con ellos en su zona.

“Él está 100 por ciento correcto”, dijo Dan Burdish, exdirector ejecutivo del Partido Republicano de Nevada. “Si vas a trabajar el voto latino, necesitas ir donde están los latinos”.

Presentando a la gente (latina) importante

El Equipo Romney en Nevada trajo al que quizá es el nombre más resonante entre los latinos en la política Republicana: el Senador estadounidense Marco Rubio, R-Fla., el 2 de octubre.

Rubio habló durante 30 minutos, habló sobre todo acerca del estado de la economía y de la necesidad de más libre empresa y menos regulación gubernamental. Varios cientos de personas vinieron a escuchar a Rubio hablar en el salón de un casino en la ciudad de Henderson, aproximadamente a 30 minutos de distancia en auto desde Las Vegas.

“Imagine, por un momento, si en el próximo par de años Mitt Romney es elegido presidente y lo siguiente pasara: ‘Obamacare’ es repelido y reemplazado”, dijo Rubio a la multitud que respondió con un gran aplauso. Rubio continuó enumerando otras cosas que dice que podrían pasar en el supuesto de una presidencia con Romney, incluyendo un código tributario más sencillo y una política energética que se base en los recursos a nivel doméstico.

La multitud en Henderson era mayoritariamente mayor y blanca. Aparte de los 30 segundos en español dirigidos hacia las cámaras de los noticieros de habla hispana, no hubo señales a los latinos en Nevada.
Blanca Robles era una de las pocas latinas en el evento. Ella dijo no estar decepcionada de que Rubio no se dirigiera a los votantes hispanos de manera más directa.

“Él estaba hablando a todos los estadounidenses, todos somos estadounidenses y es lo que me agrada de los republicanos, no intentamos segregar y dividir. Todos somos estadounidenses”.

Ella dijo que le agradaba Mitt Romney porque favorece la idea de un gobierno más pequeño.

“Yo pienso desafortunadamente que a muchos de los grupos minoritarios, especialmente a los latinos, les han algo así como —detesto decirlo— lavado el cerebro para que el Partido Demócrata sea su partido. Considerando que si ellos realmente analizasen sus puntos de vista y su moral y sus hábitos de trabajo verían que realmente es más conservador hacia el partido Republicano”.

¿Y por qué no viene el Senador Rubio a hablar directamente a los latinos?

Le planteé esta pregunta a Elsa Barnhill, la directora de promoción a hispanos de la campaña de Romney en Nevada. Ella es la mujer con la que intenté conversar el día anterior en la oficina de campaña del barrio latino.

Barnhill dijo que: “Preguntamos acerca de usar un par de locaciones al este del pueblo, pero no era posible porque estaban reservados previamente. Como puede imaginar con las campañas, las cosas son todas de último minuto. No nos avisan con mucho tiempo para prepararnos, así que tenemos que movernos rápido”.

Barnhill añadió que la última vez que Marco Rubio estuvo en el pueblo habló en una escuela en un barrio latino. El problema era que muchos latinos también aparecieron para protestar por su visita. No hubo gente protestando ese día en Henderson.

El mensaje es la economía, ¿pero está funcionando?

Barnhill continuó y dijo que la campaña de Romney había estado yendo de puerta en puerta a entregar un mensaje pro-Romney, o anti-Obama, a los votantes de barrios latinos. Su enfoque: trabajo y la economía.

“Los votantes hispanos, ellos saben, con tantas veces que el Presidente Obama aparece en la televisión y dice qué las cosas van tan bien desde que él fue elegido presidente, que nadie toma eso en serio”, dijo Barnhill. “Quiero decir, no la persona que no tiene un trabajo, ni la persona que se está preguntándose si va a perder su trabajo, ciertamente no la persona que ha perdido su casa en un embargo como ha sido la crisis aquí en Nevada”.

Pero David Damore, un científico político de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV), que condujo una encuesta reciente acerca de los votantes latinos en el estado, dijo que los puntos del discurso que suenan bien con la gente blanca que vive en los suburbios no están funcionando con los latinos.

“Las reducciones de impuestos, por ejemplo, no resuenan realmente en la comunidad latina. Los asuntos sociales realmente no hacen eco como tema político en la comunidad latina. Así que realmente no hay mucho de mensaje allí aparte de: La economía ha estado mal aquí y no hay un camino claro sobre qué vamos a hacer al respecto”.

La encuesta de Damore muestra que más de las tres cuartas partes de los latinos de Nevada aprueban el trabajo que Barack Obama está haciendo como presidente. Quizá es por eso que el presidente se siente cómodo de hablar a los latinos en su propio campo.

Hace solo tres semanas, el presidente habló en una escuela secundaria en el corazón de la parte latina de la ciudad. La inmensamente popular banda de rock mexicana, Maná, también tocó. Más de 11,000 personas aparecieron, algunas esperaron cinco horas en el calor de casi 100 ºF grados para entrar.

“Es por eso que me gusta venir a Vegas. Buen clima y buenas personas”, dijo el presidente provocando muchos aplausos.

Mitt Romney no será capaz de igualar el entusiasmo entre los latinos de Nevada. Pero David Damore en la UNLV dice que si Romney puede robarse solo 10 por ciento de los votos hispanos, eso podría hacer una diferencia sobre quién gana en Nevada.

Reportado por PRI’s The World, una co-producción de WGBH/Boston, Public Radio International y el Servicio BBC Mundo. El apoyo para el proyecto Las Vidas de los Inmigrantes viene de la Fundación Rita Allen.os latinos de Nevada

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »