Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

El famoso transbordador Discovery será pieza de museo

El transbordador Discovery surcará el cielo por última vez sobre un avión de la NASA que le llevará a los hangares del Museo Nacional del Aire y el Espacio para cumplir su nueva misión: Educar e inspirar a las nuevas generaciones.

El próximo martes el Discovery sobrevolará la capital estadounidense a bordo del Boeing 747 modificado antes de entrar a formar parte de la colección del museo, en las instalaciones del Steven F. Udvar-Hazy Center (Virginia).

Para la institución es un hecho “histórico” y será un acontecimiento “muy importante porque es el primer transbordador que ha volado en el espacio que va estar en un museo” desde que fueron retirados de circulación el pasado año, indicó Isabel Lara, portavoz del museo.

Atlantis y Endeavour, los gemelos de la nave, también serán piezas de exposición, en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida) y en el museo del Centro de Ciencias de California (Los Ángeles), respectivamente, aunque todavía se les acondiciona para su exhibición pública.

“Estamos muy orgullosos porque vendrá al museo para inspirar a la próxima generación de científicos, exploradores, inventores. Esperamos que sea una recepción muy alegre y muy participativa”, aseguró Lara, que indicó que se espera que acuda gente de todo el país.

La NASA ha organizado un encuentro con tuiteros y ha seleccionado a treinta personas de más de 1.200 solicitudes recibidas para que narren el épico viaje.

Las autoridades quieren que el evento sea lo más abierto al público posible y el Discovery realizará su recorrido por la costa este desde el Centro espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida) hasta Washington, con un vuelo relativamente bajo para que pueda verse.

El avión sobrevolará la conocida “costa del espacio” en Florida para que aquellos que han trabajado en el programa de los transbordadores y aficionados al espacio puedan despedirse del Discovery, considerado el campeón de las misiones espaciales al haber sumado 352 días en órbita, más que ningún otro.

A su llegada a Washington, el avión virará y realizará un sobrevuelo por la zona del National Mall, donde se concentran los principales monumentos de la capital, en torno a las 10 de la mañana, lo que dejará unas imágenes imborrables para quienes puedan presenciarlo.

“Va a ser un momento histórico”, aseguró Lara.

El Discovery aterrizará a las 10.40 de la mañana (14.40 GMT) en el Aeropuerto Internacional de Dulles (Virginia) donde será recibido por el secretario de la Institución Smithsonian, Wayne Clough, el director del museo John R. “Jack” Dailey y representantes de la NASA.

El miércoles los técnicos trabajarán para desacoplar el transbordador del avión y acondicionarlo antes de que el público pueda disfrutarlo.

El jueves, la institución celebrará un festival del espacio en el que participarán 15 comandantes del Discovery, astronautas de las distintas misiones, veteranos como John Glenn y el actual director de la NASA, Charles Bolden.

El Discovery es el tercer transbordador espacial que se sumó a la flota de cinco orbitadores que la NASA empleó para sus misiones tripuladas y carga al espacio.

El programa inició su andadura en 1981 con el lanzamiento del Columbia al que le siguieron el Challenger (1982), el Discovery (1984), más tarde el Atlantis (1985) y el Endeavour (1992).

Fue el transbordador que retomó los vuelos tripulados tras la tragedia del Challenger con la misión STS-26 en septiembre de 1988.

Es el que más número de misiones ha realizado, 38, y en el que se lograron hitos como el primer vuelo de transbordador pilotado por una mujer, Eileen Collins, en la misión STS-63 en 1995.

En la misión STS-31 en 1990 transportó el Telescopio Espacial Hubble, cuyos instrumentos y cámaras de alta tecnología han permitido estudiar el universo como nunca antes.

En 1998 alcanzó otro récord, al llevar de nuevo al espacio a John Glenn, el primer estadounidense que orbitó la Tierra, a bordo del Friendship 7 en 1962, que a los 77 años, se convirtió en el astronauta de más edad.

Foto: EFE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *