La nación

El FBI arresta al líder de la milicia que ocupaba ilegalmente una reserva natural en Oregón

28 de enero de 2016 – Nueva York – Agencias.

¡Habían transcurrido casi tres semanas desde la toma del Refugio Salvaje Nacional Malheur en el Condado de Harney (Oregón). Fue ocupado por un grupo armado después de una protesta a favor de un ranchero Dwight Hammond y su hijo Steven. Ambos habían sido condenados a cinco años de prisión por provocar un fuego en un terreno público. La pelea se remonta a 1994, cuando ya ambos impidieron la construcción de una valla para delinear dos parcelas, y así evitar que el ganado de Hammond pasase al terreno público para alimentarse.

Un miembro de la milicia ocupante del parque natural Malheur en Oregón cabalga con una bandera.

Un miembro de la milicia ocupante del parque natural Malheur en Oregón cabalga con una bandera.

Entre el estupor y la incredulidad de los estadounidenses, este milicia ha avivado el debate sobre a quién se puede llamar terrorista en Estados Unidos. Sobre todo después de que el líder del grupo, Ammon Bundy, reconociese que la ocupación con armas del refugio se produjo tras recibir un mensaje divino.

Ayer, agentes federales sellaron el refugio y llevaron a cabo varios arrestos en una operación en la que murió uno de los líderes del grupo. Al cierre de esta edición, todavía no se había dado por terminada la citada operación. Se había detenido a ocho milicianos, uno una había resultado herido y otro muerto.

El agente especial del FBI Greg Bretzing reconoció que “han tenido muchas oportunidades de abandonar el refugio de manera pacífica. El FBI y nuestros compañeros han demostrado que todo tiene sus consecuencias”, en clara referencia a la controversia desatada por los rancheros que se atrincheraron en el refugio con todo tipo de armamento.

De esta forma, cuando los líderes del grupo se marcharon del refugio, los agentes del FBI y la Policía del Estado de Oregón decidieron poner en marcha la operación para arrestar a los milicianos, que ahora se enfrentan a cargos federales. Cinco fueron detenidos en la carretera, entre ellos su líder. Otros tres, relacionados con el caso, fueron hallados en Oregón y Arizona.

Con todo, ayer los residentes y políticos locales expresaron su alivio al conocer que los agentes del FBI y la Policía de Oregón estaban dispuestos a poner fin al atrincheramiento de estos rancheros.

Durante estos días, se ha cuestionado que los agentes del FBI decidieran esperar antes de asaltar el refugio. En el debate, se ha criticado que si los rancheros hubiesen sido afroamericanos o hispanos, los agentes del FBI habrían actuado mucho más rápido. Sin embargo, los agentes han explicado su cautela debido a que los rancheros estaban fuertemente armados y no querían provocar ninguna muerte. Al mismo tiempo, destacaron la circunstancia de que en el refugio no había nadie retenido en contra de su voluntad. En la rueda de prensa donde se explicó el desenlace de lo ocurrido el agente especial del FBI Bretzing admitió que “esto no puede volver a ocurrir en Estados Unidos”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »