Alabama

El Gobernador Robert Bentley, falla nuevamente en hacer lo correcto en materia migratoria

El gobernador Robert Bentley no quiere que la dura ley estatal de inmigración pase a formar parte de su legado, pero está haciendo muy poco para deshacer la equivocada ley, él esta probablemente, pegado con ella.

Bentley podría haber vetado el proyecto de ley el año pasado. Hubiera sido el valiente – y derecho – si lo hubiera hecho, Bentley, y Alabama, todavía estaría en el lado correcto de la historia sobre este tema. Pero Bentley no lo hizo y, en cambio, si hizo todo tipo de ruido acerca de lo feliz que estaba de que Alabama tuviera la más fuerte ley en la tierra.

Después de que el impacto y las consecuencias de la ley comenzaron a sentirse y luego de algunas detenciones vergonzosas de empleados de compañías extranjeras de industria automotriz, Bentley empezó a tratar de distanciarse de la ley.

Esta semana, los legisladores aprobaron una nueva versión de la nefasta y terrible ley actual de inmigración y una vez más, Bentley tuvo la oportunidad de ponerse en contra de sus efectos dañinos y haberla detenido, en cambio, Bentley puso nuevas revisiones a ley de inmigración en la convocatoria de la sesión especial que se puso en marcha en la mañana del miércoles.

Bentley quiere con los cambios propuestos hacerle mejoras – acabar con el mandato de que a los escolares se les pregunte sobre su estatus migratorio, y con una especie de “letra escarlata”, en que pudiere convertirse una disposición que requiere que el Departamento de Seguridad Nacional publique los nombres de los inmigrantes indocumentados que hayan comparecido ante las cortes y hayan sido detenidos por algún asunto – una especie de lista negra – pero todavía, aun con estas modificaciones, se esta lejos de quitarle la reputación ganada de intolerante a Alabama.

Bentley podría haber vetado esta ley y haberle pedido a los legisladores que la derogaran en su totalidad. Todo lo que se necesita para garantizar los puestos de trabajo a los elegibles es mantener el programa federal E-Verify que comprueba la condición de los empleados.

Pero no, Bentley quiere que los legisladores le hagan un retoque por tercera vez a la ley de inmigración. ¿No significa con esto acaso, que la ley esta tan defectuosa que requiere una y otra vez de revisiones y ajustes ? Sí. Bentley debería haber vetado la reescritura de la HB 56, esto aunque ya no lo quiera, ya forma parte de su legado.

¿Qué piensa usted?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »