Deportes

El Madrid da primero

Higuaín y Cristiano Ronaldo adelantaron a los de Mourinho y Messi acortó distancias. La expulsión de Adriano resultó clave.

MADRID- En media hora el Real Madrid se había comido al Barcelona, tenía dos goles de ventaja y Adriano se iba a los vestuarios por un agarrón clamoroso a Cristiano Ronaldo. Una salida perfecta de los de Mourinho, sin complejos, con actitud ganadora, aderezada, además, con dos despistes de los defensores azulgrana, había propiciado que el partido se inclinara del lado madridista. Higuaín había perdonado dos mano a mano con un inspirado Valdés y el Santiago Bernabéu vivía un partido placentero hasta que Messi lanzó una falta de forma magistral, ante un barrera mal colocada, y devolvió al «clásico» toda la emoción y la incertidumbre que han tenido estos enfrentamientos en los últimos años. Al final fue Casillas el que levantó la Supercopa porque el Real Madrid fue más inteligente, aprovechó su gran inercia de salida y cuando tuvo que aguantar las embestidas del Barça, irregular en inferioridad, se dejó la piel.

El triunfo se cimentó en la media hora inicial. Dos goles, en dos balones a la espalda de los defensores –mal Piqué y Mascherano en el achique– obra de Higuaín y Cristiano, pusieron al Madrid en el partido que quería y enfriaron al Barcelona, que sólo se asomó una vez a los dominios de Casillas en un lanzamiento irregular de Iniesta.

Higuaín, que perdonó dos ocasiones en el primer tiempo y otras dos en la segunda, tuvo el partido en sus botas, pero falló en la definición. Lo que no había hecho Messi en la falta un minuto antes del descanso. El gol del número uno del mundo metió al Barcelona en el partido, después de que el Real Madrid, sin hacer un juego excelso, pero convencido de su trabajo colectivo y esfuerzo individual, había pasado por encima del conjunto de Vilanova, al que le dio miedo jugar con tres defensas y sacrificó a Alexis para que entrara Martín Montoya.

El primer asalto había sido del Madrid, sin discusión, y había que comprobar si los entrenadores apostaban por otra cosa distinta. Y sí, el partido tuvo otro ritmo. El Madrid no quería perder la pelota y el Barcelona se retrasaba unos metros para no ser cazado y buscaba la contra a través de la calidad de Messi, las genialidades de Iniesta y las carreras de Pedro. El encuentro tenía un tono más pausado y fue Pedro el que puso a prueba en dos oportunidades a Casillas. Acciones de ida y vuelta, posesión más o menos equilibrada, faltas polémicas con Mateu y su particular reglamento de protagonista y cambios por parte de los técnicos.

Minutos finales de tensión con remate de Higuaín al poste, ocasión de Montoya ante Casillas y remate de Messi fuera cuando el Barcelona quería demostrar en el Bernabéu que la rendición no es palabra al uso, aunque ayer, por juego, estuvo por debajo del Real Madrid en los momentos claves.

Y es que hubo muchos partidos en uno. Guerra de guerrillas en el centro del campo –bien Khedira, bien Xabi Alonso, flojo Busquets e intermitente Xavi–, acciones individuales con protagonismo de Özil y Di María. Un Cristiano algo más entonado y Marcelo, más atacante que defensa, hicieron que el Real Madrid estuviera más cerca del gol, más entonado y con las ideas más claras cuando el partido se decidió, que fue en la primera parte.

Después, cuando el Barcelona quiso, no pudo. Estiró líneas, movió la pelota, fue fiel a su manera de jugar, pero tuvo el hándicap de la expulsión de Adriano. Y el Real Madrid supo controlar cuando el equipo azulgrana intentó arreglar los errores anteriores. Era ya un partido táctico en el que Song y Modric tuvieron sus minutos. Para el croata, que lanzó una vez a puerta, fueron de gloria y para el camerunés de tristeza en una noche en que el conjunto de Mourinho supo sacar el máximo rendimiento de su juego. El diván y la terapia de «Mou» valieron para que la Supercopa sea en esta ocasión blanca ante un rival que siempre dio la cara.

–GOLES.
1-0, min.9, Higuaín,
2-0, min.18, Cristiano Ronaldo.
2-1, min.45, Messi.
(min.50) por parte del FC Barcelona. Expulsó al barcelonista Adriano (min.28).
–ESTADIO: Santiago Bernabéu. Lleno.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »