Editorial

El Muro de Trump en la mira de los demócratas

13 de diciembre de 2018 – por: Jairo Vargas – Director.

Aunque ya han trascurrido dos años desde que asumió la presidencia Donald Trump, su política con respecto a la construcción del muro no ha mermado ni un ápice, continúa siendo su “caballito de batalla” y sigue empecinado en que es la mejor solución para controlar a quienes entran al país ilegalmente. Trump sigue presionando a los congresistas demócratas para que aprueben el financiamiento de su prometido muro en la frontera con México y amenaza con otras acciones para frenar la inmigración ilegal mientras continúan las negociaciones.

La situación se ha tornado critica y el enfrentamiento con el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer y la líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en la sala oval de la Casa Blanca el pasado lunes fue calificada de tensa y dejaron en claro que harían responsable a Trump si el gobierno se cierra.

Haciendo un recuento del presupuesto para el 2019, los líderes legislativos presentaron el lunes un proyecto de presupuesto de dos semanas para evitar un cierre parcial del gobierno federal esta semana a causa de las disputas por el financiamiento del muro fronterizo del presidente Donald Trump, mientras las actividades en el Capitolio se detenían por las ceremonias para honrar al fallecido expresidente George H.W. Bush.

Esto funcionaria provisionalmente y mantendría al gobierno financiado hasta el 21 de diciembre, dos semanas después del vienes 7, cuando expiró el financiamiento para una parte del gobierno, incluido el Departamento de Seguridad Nacional.

En la reunión de Trump con los líderes demócratas del Congreso, el presidente mencionó repetidamente la importancia de obtener fondos para la construcción del muro fronterizo posición que fue rechazado por el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer y la líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quienes dejaron en claro que harían responsable a Trump si el gobierno se cierra.

“De una forma u otra se construirá. Me gustaría que el gobierno no se cierre”, dijo Trump. “Pero el muro es algo muy importante para nosotros”. “Si no obtenemos lo que queremos, de un modo u otro … cerraré el gobierno”, dijo Trump más tarde en la reunión.

Trump: “Me enorgullece cerrar el gobierno por la seguridad fronteriza, Chuck. La gente de este país no quiere que los criminales y las personas que tienen muchos problemas y drogas ingresen a nuestro país. Asumiré la responsabilidad por cerrarlo. No voy a culparlos a ustedes por ello. La última vez que lo cerraron no funcionó. Tomaré la responsabilidad por el cierre. Lo cerraré por seguridad de la frontera”. “Necesitamos seguridad en la frontera. Si no tenemos seguridad en la frontera, vamos a tener un cierre de gobierno”, dijo Trump ante Nancy Pelosi y Charles Schumer, quienes expresaron su negativa a darle 5,000 millones.

Para aprobar el financiamiento al muro fronterizo, Trump requiere los votos de 10 senadores del Partido Demócrata. Tras concluir la reunión privada en la Sala Oval, Schumer insistió en que la apuesta demócrata es alcanzar un acuerdo que evite el cierre parcial del gobierno estadounidense, por lo que se presentó una iniciativa similar a la del año pasado, que destinaría recursos parciales para equipo de seguridad en la frontera.

“Le ofrecimos al presidente dos soluciones, cada una de las cuales obtendría la mayoría de los votos en la Casa de Representantes y 60 votos en el Senado. Esperamos que acepte, porque el cierre afecta a demasiadas personas inocentes, y esta amenaza de Trump no le dará su muro y sí provocará un cierre”.

De todas formas, si se llegara a un cierre parcial del gobierno. Una vez que el gobierno se queda sin fondos, algunas oficinas del gobierno cerrarían debido a que la ley federal requiere que cesen sus actividades si el Congreso no ha asignado dinero para financiarlas.

Por ello, miles de empleados federales civiles recibirán licencia para ausentarse forzosamente de sus puestos de trabajo.

Pero los servicios esenciales seguirán funcionando, como los de seguridad nacional, urgencias médicas, equipos de rescate en emergencias, control del tráfico aéreo o prisiones, entre otros.

Los parques nacionales y los monumentos también podrían ser cerrados.

Sin embargo, esperemos que esto no se llegue a producir, y Demócratas y Republicanos, por el bien del país, lleguen a un acuerdo. Pero muy a nuestro pesar, eso es la dinámica con la que vamos a estar conviviendo en los próximos dos años, debido al control de los demócratas de la Cámara de representantes, una pugna entre los dos partidos por la aprobación de leyes, que pudieran significar una importante cuota política con miras a las próximas elecciones presidenciales. Un par de años difíciles en cuestiones legislativas.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com
Latino News, LLC

Lo más leído

To Top
Translate »