México

El narco mexicano Alfredo Beltrán Leyva se enfrenta a la justicia de EEUU

Washington, 17 de Noviembre de 2014 – EFE.

Alfredo Beltrán Leyva, líder de uno de los carteles del narcotráfico mexicanos y que fue extraditado el pasado sábado por México, se enfrentará hoy en un juicio en EE.UU. a las acusaciones sobre tráfico internacional de drogas que pesan sobre él.

“El Mochomo”, alias con el que se conoce al acusado, formaba parte del conocido Cártel de los Beltrán Leyva, liderado por los cinco hermanos Beltrán Leyva: Arturo, Carlos, Alfredo, Mario Alberto y Héctor, según las autoridades estadounidenses.

captura-alfredo-beltran-leyva-mochomoBeltrán Leyva fue extraditado desde México el 15 de noviembre y se enfrentará hoy a la Justicia estadounidense en un juicio ante el magistrado del Distrito de Columbia Alan Kay, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Las autoridades de este país acusaron el 24 de agosto de 2012 al presunto capo, de 43 años, de liderar una trama para el tráfico internacional de cocaína y metanfetaminas.

Según el escrito de prisión preventiva presentado por los fiscales, entre la década de 1990 hasta su arresto por la policía mexicana -en enero de 2008-, Beltrán Leyva lideró el grupo criminal que lleva el apellido de su familia junto a sus hermanos Héctor Beltrán Leyva y Arturo Beltrán Leyva. Este último muerto en 2009 en un tiroteo con el Ejército mexicano.

La Organización Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa -liderado por Joaquín “el Chapo” Guzmán- dirigieron durante la década de 1990 una red de transporte de drogas a gran escala, según la Fiscalía.

A través de tierra, mar y aire, enviaban “múltiples toneladas” de cocaína desde América del Sur hasta Estados Unidos pasando por América Central y México.

Para cobrar las deudas contraídas por la droga, la organización no dudó en utilizar “sicarios” o asesinos a sueldo, que llevaron a cabo cientos de actos de violencia: desde asesinatos, hasta secuestros y torturas.

Tras la detención en enero de 2008 de Alfredo Beltrán Leyva, la organización familiar rompió su relación con el cártel de Sinaloa, al que culparon del arresto.

El resultado fue una violenta guerra entre los dos carteles de la droga y el asesinato de miles de mexicanos, incluyendo numerosos oficiales y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Guerreros Unidos, el cartel al que fueron entregados los 43 jóvenes desaparecidos en el municipio mexicano de Iguala hace casi dos meses, surgió precisamente en 2009 tras la fractura del cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

“En las últimas dos décadas, el cartel de Beltrán Leyva ha distribuido miles de kilos de peligrosos narcóticos y ha participado en una campaña de violencia que ha provocado guerras de la droga y ha puesto en peligro toda la seguridad de América del Norte”, subrayó la auxiliar del fiscal general Leslie R. Caldwell.

A su juicio, la extradición del capo es un “paso importante para acabar con una organización que ha arruinado las vidas de tantas personas”.

Joseph S. Campbell, del Buró Federal de Investigaciones (FBI), consideró que el arresto y extradición de Beltrán Leyva representa “un hito importante” en la lucha contra las organizaciones criminales trasnacionales.

El 30 de mayo de 2008, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, añadió al clan familiar a la lista del Departamento del Tesoro de personas especialmente bloqueadas conforme a una ley especial para el arresto de los considerados como cabecillas del narcotráfico.

Y en agosto de 2009, Obama incluyó específicamente a Alfredo Beltrán Leyva en esta lista.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »