Alabama

El Padre John McDonald nombrado nuevo Director de Educación Católica y de la Formación Cristiana de Alabama

Por Jairo Vargas
Para El Periódico Latino

Durante un evento privado, religioso celebrado el pasado sábado en la Iglesia de St Francis de Birmingham, tuvimos la oportunidad de conocer casualmente, el nombramiento que al Rev.Padre John McDonaldle hiciera el señor Obispo Robert J. Baker, de la Diócesis de Birmingham de la Iglesia Católica Romana en Alabama.

El Padre McDonald, goza de enorme aprecio por parte de la comunidad católica en especial de los hispanos. Su carisma, espiritualidad, profundo conocimiento, educación y el gran trabajo que realiza con la comunidad, además de hablar perfectamente el español, le han sabido ganar un lugar en el corazón de todo aquel que tiene la fortuna de conocerlo. Siempre dispuesto a escuchar y brindar apoyo moral a quien se lo solicite.

Yo personalmente he tenido la oportunidad de presenciar su intervención en algunos de los talleres dictados por el Padre John, como el realizado en el mes de Abril en la Iglesia St Francis, denominado: “El Espíritu Santo, Sus Frutos, Sus Dones, Las Carismas en la Comunidad Cristiana”, con una notable asistencia de líderes de diferentes iglesias donde puso de manifiesto sus profundos conocimientos sobre el tema, tanto en la parte religiosa como en la académica, como dije en aquella ocasión: enriqueciendo a los asistentes, con lacomprensión de una mejor forma, de la presencia del Espíritu Santo en cada uno de nosotros. El Padre McDonald también ha formado parte en la realización de diferentes Días de reflexión, como el realizado recientemente en Cullman, de retiros espirituales, en ocasiones colabora con el Periódico Latino con sus artículos como: “San Pedro era inmigrante Ilegal” y “La belleza del Pueblo de Dios”de gran acogida entre nuestros lectores. En fin, a pesar, de su apretada agenda, el Padre John siempre saca un tiempo y un lugar para estar con la comunidad hispana.

El nombramiento del padre John McDonald es un gran acierto de parte de la Diócesis, que reconoce desde siempre, la gran importancia que para el mundo católico tienen los niños y jóvenes hispanos por su cada ves más creciente número a parte de su espiritualidad y religiosidad.

La entrevista:

Periódico Latino (PL).-Padre John McDonaldcoméntenos de su reciente nombramiento

Padre John McDonald (JM).-El cargo de la asociación es: Director de la Educación Católica y de la Formación Cristiana, encargado de todas las escuelas católicas, de los programas de doctrinas de las parroquias, todos los programas de juventud y también de una beca especial que se tiene para los niños que quieren asistir a las escuelas católicas pero que sus familias tienen muy bajos recursos.

Periódico Latino (PL).– ¿Quienes pueden favorecerse de los programas que tienen las escuelas católicas?

Padre John McDonald (JM).-En nuestras escuelas le damos la bienvenida a todos: católicos y no católicos, nosotros decimos: educamos porque nosotros somos católicos, no necesariamente por que los estudianteslo sean.

Periódico Latino (PL).-¿Cuando asumiría el nuevo cargo y a quien va a remplazar?

Padre John McDonald (JM).-El cargo es para asumirlo el 1ro de enero y Yo voy a remplazar al Padre Frank X. Savag, quien lo ha tenido por 16 años, él ha trabajado muy duro en este puesto pero este año va a jubilarse y el Señor Obispo quiere que tengamos una asociación muy espiritual y me ha pedido que sea yo el director de ésta.

Periódico Latino (PL).– ¿Cuales son los puntos más importantes a considerar comoDirector de Educación Católica y de la Formación Cristiana?

Padre John McDonald (JM).-Lo más importante con respecto a la educación católica es la de realizar programas que puedan abrir más las puertas de la Iglesia al pueblo cristiano. Programas de educación en las escuelas, en las parroquias que sean más accesibles, programas de doctrinas, más accesibles a los padres de familia que quieren la educación cristiana para sus hijos. Ser mas abiertos, en el sentido de ser más accesibles, porque en este mundo con tanto apuro y tan ocupaditos, nosotros, que somos ministros de la iglesia, debemos como sal y luz entrar en las vidas de la personas para que ellos puedan recibir lo que necesitan.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »