Religión

El Papa clausura el Sínodo con sentimiento esperanzador

Benedicto XVI dijo el domingo pasado que las personas que se han alejado de Dios y ya no lo consideran importante, han perdido “una gran riqueza, han caído en la miseria y se han convertido en mendigos de la existencia” y que por ello es urgente una nueva evangelización allí donde la fe se ha debilitado.

El Pontífice hizo estas manifestaciones en la clausura del Sínodo de Obispos para la Nueva Evangelización, en el que han participado desde el 7 de octubre 262 prelados de todo el mundo y del que se mostró convencido de que “dará frutos”.

“Hay riquezas preciosas para nuestra vida, que no son materiales, que podemos perder”, dijo ante varios miles de fieles en la basílica de San Pedro.

El papa manifestó que es “urgente” anunciar nuevamente a Cristo donde la luz de la fe se ha debilitado, allá donde el fuego de Dios es como un rescoldo que pide ser reavivado, “para que sea llama viva que da luz y calor a toda la casa”.

Benedicto XVI aseguró que la nueva evangelización concierne a toda la Iglesia, que hay que acompañar con una catequesis adecuada la preparación al bautismo, a la confirmación y a la Eucaristía; reiteró la importancia de la penitencia e insistió en la santidad de los cristianos. / Efe.

Foto: El papa Benedicto XVI durante la misa de clausura el Sínodo de Obispos. / Efe.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »