Latinoamérica Hoy

El papa Francisco celebró una misa multitudinaria en Guayaquil

6 de Julio de 2015 – Agencias.

El papa Francisco llegó este lunes a la ciudad ecuatoriana de Guayaquil desde Quito para celebrar una misa en el Parque Samanes.
Durante la ceremonia se leyó el pasaje de las bodas de Caná.

“La preocupación de María, convertida en súplica a Jesús. ‘No tienen vino’, le dijo. Esto nos permite ver el afán de Jesús por enseñar a acompañar, sanar y alegrar desde ese clamor de su madre”, dijo el papa posteriormente.

“Las bodas de Caná se repite con cada generación, cada familia, con cada uno de nosotros”, añadió.

Luego, Francisco le pidió a la multitud que repitiera “María es madre”, para explicar cómo la petición de la virgen a su hijo mostraba su preocupación por la situación que se vivía en la boda.

papa-francisco-misa-guayaquil-cnnespanoEl papa compartió una historia personal con los fieles:

“Recuerdo que una vez a mi mamá le preguntaron cuál de sus cinco hijos quería más. Ella dijo: como los dedos, si me pinchan este (dijo señalando uno de los dedos de su mano), me duele lo mismo que si me pinchan este (afirmó mientras señalaba otro). Una madre quiere a sus hijos como son. Y en una familia los hermanos se quieren como son, nadie es descartado. En la familia se aprende a permiso sin avasallar, a decir gracias como una sentida valoración de las cosas que recibimos”, dijo Francisco.

Las palabras del pontífice fueron interrumpidas en varias ocasiones por los aplausos de los feligreses.

“Experimentando el amor de los padres sentimos el amor de Dios”, añadió. “La familia es la gran riqueza social que otras instituciones no pueden sustituir”.

“El mejor de los vinos está por venir. En la familia hay que arriesgarse a amar. Murmúrenselo cada uno en su corazón. Susúrrenselo a los desesperados, tené paciencia, tené esperanza, actuá como María, porque el mejor de los vinos está por venir”.

“Hagamos lo que el Señor nos diga y agradezcamos que, en este tiempo, el vino nuevo nos haga recuperar el gozo de la familia”.

“Rezo por la familia de cada uno de ustedes y no se olviden de rezar por mí”, finalizó el papa la misa.

Así fue la llegada de Francisco a Guayaquil

El papa fue recibido en el aeropuerto de Guayaquil después de un vuelo de 35 minutos desde Quito. Tras trasladarse al lugar donde tendrá lugar la primera misa en un país de habla hispana, Francisco abordó el papa móvil para recorrer las calles abiertas del parque y saludar a los cientos de miles de feligreses que se congregaron para escuchar la misa.

Los organizadores esperan más de un millón de personas en esa misa, la primera que presidirá el Pontífice en este viaje por Sudamérica.

Miles de peregrinos acamparon en Guayaquil para asegurar su lugar y poder ver al papa.

Esta tarde, el mandatario ecuatoriano Rafael Correa recibirá a Francisco.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »