Mundo

El Parlamento británico tendrá cinco días para debatir y votar la ley del Brexit

26 de enero de 2017 – Ep.

Los parlamentarios británicos comenzarán el martes 31 de enero y hasta el 6 de febrero a estudiar el proyecto, que sólo comprende dos cláusulas, y debatir al artículo 50 que les desvincule de la Unión Europea.

El escaso margen para el debate ha provocado la ira de algunos parlamentarios laboristas, como Ben Bradshaw o David Lammy quien asegura que dar cinco días para un asunto tan importante “muestra desprecio por la soberanía del Parlamento”.

La primera ministra británica, Theresa May
Reuters

Por su parte, el líder de la Cámara de los Comunes, David Lidington ha revelado que el martes y miércoles de la próxima semana se llevaría a cabo una segunda lectura y que la votación clave se efectuará en la jornada del miércoles.

David Davis, secretario del Brexit, ha emitido una declaración sobre este proyecto de ley en el que dice confiar que el Parlamento, “que respaldó el referéndum por seis a uno, va a respetar la decisión tomada por el pueblo británico y aprobar la legislación rápidamente”.

El Tribunal Supremo dictaminó el martes que el Gobierno presidido por Theresa May tiene que pedir autorización al Parlamento británico antes de invocar el Artículo 50 e iniciar la negociación con la Unión Europea para el abandono del bloque.

El “libro blanco” sobre el Brexit se ha presentado en la mañana del jueves después de que numerosos legisladores, incluidos algunos de su propio partido, hayan pedido a May un informe exhaustivo sobre el proceso que se avecina y para el que aún no existe un calendario cerrado.

Theresa May ha tenido que dar un paso atrás en este sentido ante la presión del Parlamento y del Supremo, ya que nunca creyó necesario la publicación de un documento en este sentido.

El ejecutivo, a pesar de la sentencia del Supremo, sigue manteniendo que el plazo límite para la activación del Brexit será a finales del mes de marzo.

El desafío de Escocia y el acuerdo comercial con EE UU

La primera ministra británica se reunirá también el próximo lunes con a primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, quien amenaza con la convocación de un referéndum separatista.

Además, la dirigente británica viaja el jueves a Estados Unidos para mantener una reunión el viernes con su homólogo, el presidente Donald Trump. Theresa May ha sido acusada en Reino Unido de alabar al presidente estadounidense para conseguir un buen acuerdo bilateral entre ambos países. De hecho, May, en una intervención parlamentaria aseguraba que el futuro tratado comercial que se aventura entre EEUU y Reino Unido traerá prosperidad.

“Buscamos un tratado comercial que traerá prosperidad y crecimiento entre los dos países, que asegurará traer puestos de trabajo defendiendo los intereses y los valores de este país primero”, ha dicho la primera ministra británica en un lenguaje que recuerda al del magnate estadounidense.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »