Mundo

El primer estadio del Mundial listo para inauguración

El estadio Castelão, de Fortaleza, el más avanzado del Mundial de Brasil 2014, ultimó este lunes los preparativos antes de su inauguración, que tendrá lugar este domingo y contará con la presencia de la presidenta, Dilma Rousseff.

En los últimos días, los obreros que aún trabajan en el estadio tendrán que concluir la instalación de unos centenares de asientos, de los 65.000 con los que contará el recinto, además de otros pequeños detalles y acabados.

La fiesta de inauguración no tendrá fútbol, sino un concierto del cantante local Fagner, que se celebrará en la explanada exterior, que mide 55.000 metros cuadrados, mientras que los primeros partidos se realizarán a finales de enero.

El secretario especial para el Mundial de la Gobernación del estado de Ceará, Ferruccio Feitosa, explicó el lunes a periodistas que se hizo un esfuerzo para adelantar las obras en cuatro meses para cumplir así con el cronograma inicialmente planeado por la FIFA.

“Aposté toda mi energía porque sabía que al ser el primer estadio ganaría exposición en los medios de forma espontánea”, dijo Feitosa, quien consideró que el Mundial es una “oportunidad única” para divulgar el nombre de Fortaleza, capital del estado de Ceará (noreste), en el extranjero.

Una reforma con mucho beneficios

Feitosa atribuyó la rapidez de las obras a “la buena gestión” y también a la creación de un comité de mediación con los trabajadores con el que se evitaron las huelgas, que sí han ocurrido en otras sedes como Río de Janeiro o Belo Horizonte.

El exfutbolista Mirandinha, integrante de la selección brasileña en la década de 1980 y hoy encargado de comunicación del estadio, aseguró que el Castelão es “uno de los mejores de Brasil”.

Mirandinha dijo que el estadio “está trayendo muchos beneficios” a los barrios aledaños, una zona pobre de Fortaleza donde él mismo nació hace 53 años, porque el proyecto ha incluido la construcción de un centro comercial, restaurantes, un museo del fútbol regional, un auditorio y un cine con funciones gratuitas para los vecinos.

Una reforma muy barata

La reforma del Castelão costó 518 millones de reales (unos 246 millones de dólares), lo que supone uno de los proyectos más baratos de entre las doce sedes del Mundial, gracias a que se conservó cerca del 75% de la estructura del antiguo estadio, inaugurado en 1973.

Sólo se dinamitó una tribuna, se rehizo el anillo inferior y se ha creado una fachada nueva, de acero inoxidable y vidrio, en la que destacan 60 imponentes pilares de 42 metros de altura que sostienen la cobertura.

El proyecto también tiene un edificio auxiliar donde se instalaron dos secretarías de la Gobernación desde el año pasado.

El fútbol llegará al estadio por partida doble el próximo 27 de enero, día en el que se jugarán los encuentros Ceará-Bahía y Fortaleza-Sport, de la Copa Nordeste.

Fortaleza tendrá uno de los mejores carteles de la Copa de las Confederaciones del próximo junio con el Brasil-México del grupo A, el partido entre España y el campeón africano, por el grupo B y una de las semifinales. / Efe.

Foto: Vista general del estadio Castelão, de Fortaleza, el más avanzado del Mundial de Brasil 2014. / Efe.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »