Alabama

El proyecto de reforma a la ley de inmigración recibe críticas y respaldos de diferentes sectores.

Los asesores del gobernador de Alabama Robert Bentley anunciaron que revisarán las propuestas que en los últimos días se le han hecho a la ley de inmigración de Alabama, teniendo en cuenta las preocupaciones que han manifestado las iglesias y otros organismos.

Pero los críticos de la ley dijeron que aunque los hay algunos cambios positivos, las revisiones no son suficientemente profundas.

Tanto quienes la apoyan como los que se oponen estaban estudiando el viernes un proyecto de ley de 83 páginas que fue presentado en la Legislatura en la noche de jueves por el representante republicano por Decatur, Mick Hammon con el buscaba modificar varias secciones de la ley original que se aprobó en 2011.

“Creo que no es mucho el progreso. No puedo decir que no haya nada bueno en él. Existen un par de cosas que son mejores”, dijo la asesora legal del Southern Poverty Law Center, Mary Bauer, quien luego de leer el proyecto comentó que “cuando tienes una devastadora ley como la HB56 que ha traído a nuestro estado la destrucción de la comunidad inmigrante, la comunidad latina, y que nos deja mal vistos a nivel internacional manchando nuestra reputación, no creo que este proyecto esté cerca de arreglar estos problemas”.

Los republicanos anunciaron estos cambios para hacer la ley más clara y viable. “A medida que las personas analizan y revisan los cambios que contiene este proyecto de ley, se van a dar cuenta que son justos. Esta es una buena ley”, afirmó David Perry, el jefe del gabinete del gobernador.

El asesor legal de Bentley, Cooper Shattuck afirmó que los cambios reúnen las preocupaciones planteadas por los legisladores, las empresas y otras organizaciones incluyendo aquellas que tratan sobre los asuntos que asegurarán el acceso a los ciudadanos sobre los servicios que necesitan “sin tener que pasar por tantos obstáculos innecesarios”.

“Creo que esta ley, desde un punto de vista legal, es mejor, es un proyecto de ley más aplicable.

Cambios claves

Uno de los cambios clave en el proyecto de ley se refiere a la capacidad de un agente para verificar el estatus migratorio de una persona si sospecha o tiene una “duda razonable” que dicha persona está ilegalmente en el país.

El nuevo proyecto de ley de Hammon´s especifica que un oficial puede realizar estos chequeos solo si está realizando un arresto o está poniendo una multa de tráfico. La legislación actual permite hacer las verificaciones del status migratorio durante paradas del tráfico.

Perry dijo que los cambios reflejan la preocupación de un oficial que interpretó la ley de manera radical al “crear puestos de control para hacer preguntas sobre inmigración”.

Pero el proyecto también especifica que si el oficial arresta o pone una multa de tráfico al conductor, el agente tiene la autoridad de revisar el estatus migratorio de las demás personas que se encuentran en el coche siempre y cuando sospeche que su estadía en el país no es legal. Los asesores de los legisladores pidieron cambiar esta disposición.

“Si hay alguien más en el carro sobre quien tenga una duda razonable para creer que está aquí ilegalmente, pueden revisar con el gobierno federal sus status migratorio, igual como sucede con el conductor”, dijo Shattuck y luego agregó que la ley también atiende las inquietudes que realizaron miembros de la comunidad religiosa marcando un parámetro que pueda extenderse sobre otras actividades ilegales.

La ley aclara que las iglesias no incumplirán la ley por tener un inmigrante ilegal como ministro de su comunidad o como misionero, siempre y cuando esta persona no reciba un pago como empleado.

Kitt Rogers Brown, un abogado del obispo del episcopado Henry Parsley Jr, de la diócesis de Alabama dijo que los cambios que se realizaron pueden ser una señal que indique que los legisladores están escuchando las peticiones de la comunidad. Sin embargo, dijo que “creemos que (el proyecto de ley modificado) se queda corto frente a las preocupaciones”.

Angie Wright, referendo de la de la Comunidad Amada Iglesia Unida de Cristo (Beloved Community United Church of Christ) en Birmingham también dijo que hay cambios positivos para proteger las actividades de las iglesias. Sin embargo, Wright dijo que le preocupan algunas secciones que son más duras.

La ley original preveía penas aumentadas en contra de la persona que fuera encontrada culpable de ayudar a 10 inmigrantes ilegales. La revisión de la ley bajará el número a cinco.

“Especialmente por ser Semana Santa, estoy muy decepcionada sobre el hecho de que los líderes tienen muy poco remordimiento por el daño causado por cuenta de la HB56”, dijo Wright.

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »