Farándula

El rapero Childish Gambino sacude las entrañas de EEUU con un polémico videoclip

‘This is America’ ha sobrepasado los 30 millones de visualizaciones en YouTube en apenas tres días

8 de mayo de 2018 – Agencias.

Alrededor de 2011, hubo un momento en el que Donald Glover, un joven actor especializado en trabajos cómicos, se transformó en Childish Gambino, un músico oscuro y ácido con un discurso autodestructivo. Lo que hizo, más bien, fue generar una dualidad en su propio personaje que a día de hoy todavía permanece. Su parte subversiva, su Gambino latente, ha sido la última en golpear: lo ha hecho con el lanzamiento de This Is America, una canción que ha lanzado acompañada por un crítico y polémico videoclip. Sin anuncio previo ni campaña de promoción al uso, el rapero estadounidense ha logrado alcanzar los 30 millones de reproducciones en YouTube en apenas tres días.

Glover ha lanzado, este mismo año, la segunda temporada de Atlanta. Su proyecto televisivo, que en su primera entrega le valió, entre otros premios, un Globo de Oro y dos Emmy, articula en buena medida el discurso que se ve culminado en This Is America. De base, lo que el artista californiano explora son las contradicciones identitarias estadounidenses. Fija su mirada en cuestiones como el consumismo, el empleo de armas o el racismo que, desde su punto de vista, todavía está inscrito en la sociedad norteamericana.

This Is America comienza con Gambino gesticulando de forma grotesca, imitando a la figura contracultural de Jim Crow, un personaje que representa una forma peyorativa de referirse a los ciudadanos de origen afroamericano. Acto seguido, se saca una pistola de su bolsillo y le dispara en la cabeza a un hombre que antes tocaba la guitarra. La música se oscurece, abandona el gospel y se aproxima al hip-hop afroamericano para que el propio rapero, ya en su posición natural y mirando enfadado a la cámara, entone: “this is America, don’t catch you slippin’ up” (“esto es América, que no te pille escapándote”). Esta alternancia entre el tono festivo y la oscuridad de su mensaje es el juego que propone el artista norteamericano, quien no cesa en sus constantes referencias a la cultura negra y su subsiguiente represión.

Este tono de alerta y crítica desnuda se aproxima mucho al discurso que esgrime Donald Glover en Atlanta, y remite también a su último álbum de estudio hasta la fecha, Awaken My Love!, en el que clamaba a la necesidad de mantenerse despiertos. Así lo cantaba en Redbone, posiblemente su mayor éxito hasta la llegada de This Is America, en la que decía: “but stay woke / niggas creepin’ / they gon’ find you / gon’ catch you sleepin'” (“pero permanece despierto / ellos se arrastran / te van a encontrar / te van a coger mientras duermes”).

Pese al éxito rotundo de su faceta como Childish Gambino, que le ha llevado a ganar un Grammy al mejor intérprete de rhythm and blues por la propia Redbone, Donald Glover tampoco esquiva sus propias contradicciones. De hecho, la carrera como actor convencional que lo catapultó a la fama con su papel cómico en la serie Community, permanece viva con papeles como los que realizó en Marte o Spiderman: Homecoming, además de su próxima participación en Solo: Una historia de Star Wars interpretando a un joven Lando Calrissian. Antes de Glover, sin embargo, ha llegado Gambino con This Is America: un éxito añadido que sirve para consolidar su figura dual.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »