Mundo

El secuestrador del avión de EgyptAir tiene problemas mentales

29 de marzo de 2016 – Agencias.

El secuestro del avión EgyptAir desviado hoy a Chipre ha concluido con la puesta en libertad de todos los pasajeros y tripulación y la entrega del secuestrador a las autoridades.

Según muestran las imágenes de la televisión chipriota CyBC, el secuestrador ha salido con las manos en alto de la aeronave.

El secuestrador fue registrado por la policía cuando accedió a la zona de embarque del aeropuerto. EFE.

El secuestrador fue registrado por la policía cuando accedió a la zona de embarque del aeropuerto. EFE.

El secuestrador, identificado como el egipcio Seif Eldin Mustafá, dejó primero en libertad a los 55 pasajeros y horas después a los 7 tripulantes, antes de salir del avión con las manos en alto.

Su detención pone fin a un secuestro que ha tenido a Chipre en vilo durante más de seis horas, con tres células de crisis trabajando de forma coordinada en el aeropuerto para lograr la liberación de todos los pasajeros. A bordo de la aeronave viajaba más de 60 personas, entre pasajeros y tripulación.

Un alto cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores de Chipre ha asegurado que el autor del secuestro no está relacionado con el terrorismo sino que es una persona con problemas de salud mental. “Lo que tenemos claro es que no está relacionado con terrorismo. Parece ser una persona inestable, en un estado psicológico inestable y así se ha tratado este tema”, ha explicado Alexandros Zenon, alto cargo de Exteriores, en declaraciones a la prensa.

Regresan a Egipto los pasajeros del avión, desviado a Chipre

Los pasajeros y la tripulación del avión de Egyptair secuestrado y forzado a aterrizar en el aeropuerto chipriota de Lárnaca regresaron a Egipto, acompañados del ministro de Aviación Civil, Sherif Fathi Atiya, a bordo de un aparato fletado por las líneas aéreas egipcias.

El aparato aterrizó en El Cairo a las 21.20 hora local (19.20 GMT) en medio de una gran expectación en torno al titular de Aviación, que se desplazó a Lárnaca para acompañar a los rehenes liberados de vuelta a la capital egipcia, destino original de los 55 pasajeros, entre los que hay 21 extranjeros.

Atiya dijo que algunos de los pasajeros viajaron directamente desde Chipre a sus destinos finales, mientras que otros han regresado a El Cairo, adonde deberían haber llegado doce horas antes.

El primer ministro egipcio, Sherif Ismail, recibió a los rehenes liberados a pie de pista tras el aterrizaje del avión, fletado expresamente para que pudieran regresar de Chipre, después de que fueran puestos en libertad por el secuestrador tras varias horas de negociación.

Los pasajeros salieron esta mañana de la ciudad mediterránea de Alejandría, en el norte de Egipto, con rumbo a El Cairo, pero el aparato en el que viajaban fue desviado hasta Chipre por un egipcio con antecedentes penales que simuló llevar adosado al cuerpo un cinturón de explosivos.

El hermano del asistente de vuelo Hazem Abu Bakr, que viajaba a bordo del aparato desviado, declaró a Efe que pudieron hablar con él cuando el avión aterrizó en Lárnaca y que éste tranquilizó a la familia sobre su situación.

Abu Bakr relató a sus parientes que el secuestrador abrió su camisa y mostró lo que llevaba adosado al cuerpo, asegurando que era un cinturón explosivo, y que todos creyeron que era cierto.

Afirmó que el asaltante pidió que el avión cambiara de rumbo, pero en ningún momento entró en la cabina.

Tras forzar su aterrizaje en Chipre, el secuestrador permitió bajar a los pasajeros y horas después liberó a los siete tripulantes, antes de entregarse a las autoridades chipriotas.

La televisión pública chipriota señala que el secuestrador está casado con una chipriota que vive en Lárnaca y su intención era que se le entregara una carta. Según la fuente, el egipcio ha arrojado la carta, escrita en árabe, desde el avión a la pista y ha pedido que se le entregue a su esposa.

La mujer del secuestrador llegó poco después a las instalaciones aeroportuarias, informaron fuentes policiales.Tiene unos 50 años y procede de la localidad de Oroklini, un pueblo cerca de Lárnaca, señalan los medios chipriotas.

Atiya no quiso precisar la nacionalidad de esos tres pasajeros durante una rueda de prensa en la que actualizó la cifra de secuestrados, siete en lugar de once, y en la que precisó que el número de pasajeros del vuelo era de 55 y no de 81, como había informado Egyptair con anterioridad.

Según un comunicado del Ministerio de Aviación Civil, los pasajeros extranjeros que embarcaron en el aeropuerto egipcio de Burg al Arab (Alejandría) con destino a El Cairo eran ocho estadounidenses, cuatro holandeses, cuatro británicos, dos belgas, un francés, un sirio y un italiano.

Los tripulantes que se encuentran todavía a bordo del avión son el comandante, el copiloto, una azafata y un agente de seguridad, detalló Atiya, que subrayó que “las negociaciones prosiguen para determinar las demandas del secuestrador”.

El ministro explicó que uno de los pasajeros amenazó con que llevaba un cinturón de explosivos y pidió que el avión fuera desviado a Turquía o Chipre, pese a que su destino era El Cairo. Los pilotos actuaron en consecuencia al no poder comprobar si era cierta o no la presencia de los explosivos, algo que Atiya indicó que todavía no se ha podido determinar.

“Hay que esperar al fin de las investigaciones para saber cómo subió ese pasajero al avión con ese material”, agregó Atiya, que tampoco quiso confirmar la identidad del secuestrador por “razones de seguridad”.

El presidente chipriota, Nikos Anastasiadis, señaló que no hay indicios que apunten a un acto terrorista, en una comparecencia ante la prensa con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schultz, de visita oficial en Nicosia.

Preguntado si el móvil podría estar relacionado con una mujer, Anastasiadis respondió: “todo tiene que ver siempre con una mujer…”.

El avión, un Airbus A320 que efectuaba la ruta Alejandría-El Cairo cuando fue secuestrado, aterrizó en una zona especial aislada del aeropuerto chipriota en torno a las 08.40 hora local (05.40 GMT).

Según la Policía chipriota, la torre de control del aeropuerto informó a la policía a las 08.30 hora local (05.30 GMT) de que un avión procedente de Egipto estaba siendo secuestrado.

El avión, un Airbus 320, despegó a 06.30 hora local (04.30 GMT) del aeropuerto de Alejandría y veinte minutos después el comandante, Omar Yamal, comunicó la emergencia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »