Editorial

“El Socialismo del siglo XXI”

Chávez gobernará hasta el 2019, si Dios no dispone otra cosa.

A pesar de las expectativas creadas por una oposición unida, a pesar del cáncer que lo aqueja desde el año pasado, a pesar de la fuerte presión de Capriles, erigido como el líder, y que efectivamente, restó muchos votos a Chávez; el controvertido presidente venezolano se alzó con la cuarta victoria consecutiva desde que ganó las primeras elecciones en 1998. La victoria electoral ese diciembre de 1998 fue con el 56% (no ha cambiado mucho con respecto a la de hoy) de los votos sobre el candidato apoyado por los partidos tradicionales (quienes debieron bajar sus candidatos en pos de la unidad anti Chávez) le permitió al líder bolivariano comenzar un proceso de transformación económica, política y social que llega a nuestros días, una nueva forma de gobernar en América Latina, bajo la bandera del “Socialismo del Siglo XXI”. Hoy gracias al apoyo del 54,42% de los votos depositados en las urnas, Chávez gobernará hasta el 2019, vuelvo y repito: si Dios no dispone otra cosa.

Esta forma de gobierno prácticamente ha dividido el país: los venezolanos tienen puntos de vista diametralmente opuestos y sólo basta escuchar sus apreciaciones entre quienes votaron a favor y de los que votaron en contra para darnos cuenta de que no encontramos congruencia alguna. Para sus opositores, los 7’444.082 sufragios, con los que Chávez ganó la contienda, están plagados de irregularidades, de abuso de poder, seguido de un largo etc. Para sus millones de seguidores, en cambio, que se muestran eufóricos y se deshacen en epítetos de victoria y lo tildan del mejor presidente que ha tenido Venezuela, Chávez ganó limpiamente y es el justo vencedor de una contienda que pasará a la historia como una de las más concurridas. Cerca del 81% de los registrados para votar, lo hicieron, superando ampliamente lo ocurrido en cualquier país.

Durante su discurso del parte de victoria, Chávez felicitó a la oposición por reconocer rápidamente su victoria y la invitó “al diálogo, al debate y al trabajo conjunto” también durante el cual anunció muchísimos planes para su país, como, por ejemplo, que Venezuela nunca más volverá a la senda del neoliberalismo.

De todas formas, los venezolanos tendrán que aceptar un gobierno, para algunos autocrático, hasta el 2019, siempre y cuando su salud se lo permita, ya que en el último año ha sido operado hasta tres veces de cáncer en medio del secretismo sobre su enfermedad, de la que por otra parte se ha recuperado de forma insólita. Un gobierno durante el cual la oposición tendrá que hacer su trabajo, sin desfallecer, como dijo Capriles, “ni se crea que este (refiriéndose al nuevo periodo de Chávez) es un cheque en blanco”.

Cuando uno pregunta: ¿a qué se debe que cerca del 55% de los venezolanos voten por que siga el presidente en el poder? Encuentra respuestas como: “es debido a la ignorancia”, sin embargo, yo creo que no podemos decir que más de la mitad de los venezolanos sean ignorantes, yo me resisto a creerlo. Deben existir otras causas más profundas, quizás recuerdos históricos, que quienes ahora están al lado de Chávez no quieran regresar.

La democracia, sin lugar a dudas, es el mejor camino que tenemos, a pesar de que los hombres se empeñan en hacerle baches. Cuando se mira la democracia en su esencia, entendemos que es perfecta: la democracia es aquel sistema de gobierno en el cual la soberanía del poder reside y está sustentada en el pueblo. Es este, por medio de elecciones directas o indirectas, quien elige las principales autoridades del país. Asimismo, es el pueblo quien puede cambiar o ratificar a estas mismas autoridades en las siguientes elecciones populares. Por este motivo, los griegos hablaban de la democracia como el gobierno del pueblo; de hecho, este es su significado literal.

Pero cuando vemos que los candidatos, para ganarse el favor del pueblo, se apartan de la legalidad ofreciendo mentiras, cuando no, recurriendo a “regalos” para los más necesitados, ilusiones para muchos; cuando los candidatos saben qué quiere escuchar el pueblo y eso es lo que dicen en sus discursos, no importa si les es viable realizarlos o no; es lo que parece ser la causa de que muchos de nuestros países en Latinoamérica se encaucen por vías diferentes a las verdaderamente democráticas. Cuando cansados de falsas promesas hechas, cuando cansados de esperar por una mejor situación para sus familias, un mejor futuro, son víctimas de demagogias y malos gobiernos que hunden la nación en regímenes autocráticos donde se pierde la libertad, el poder de decidir y exponer sus puntos de vista, se convierten en esclavos de un gobierno manejado por un solo hombre o sus familias, donde se acuña internamente la frase: ¿el pueblo para qué?

La democracia es la mejor forma de gobierno conocida, sólo que fue creada dentro de un medio ambiente puro, que no se encuentra silvestre en un mundo gobernado por la corrupción y las ambiciones desmedidas. Donde difícilmente prospera si no hay leyes que regulen a los humanos que tratan de evadir la elemental forma de ser de la democracia, donde la libertad es su principal argumento y la paz su entorno, donde floree la prosperidad y el futuro se pinta de rosa para quienes viven dentro de ella.

Nos preguntamos entonces: ¿acaso es un país de ciegos las autocracias vecinas?, y para responder recurro regularmente a la alegoría de la caverna, se trata de una explicación metafórica, realizada por el filósofo griego Platón al principio del VII, libro de La República, sobre la situación en que se encuentra el ser humano respecto del conocimiento. La gente que nunca ha visto otro mundo, cree que donde habita es lo mejor, que nada lo supera y sólo hasta que conoce la democracia, se entera del tiempo perdido y no quiere saber nada de lo que creía que era su única realidad. Quizás esa es la explicación al porqué todavía continúan muchos de nuestros compatriotas en la oscuridad, encadenados a filosofías extrañas, en desuso o de moda, pero que no ofrecen, ni medianamente, lo que la democracia ofrece.

El Director
Jairo Vargas
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »